ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Agios Dimítrios Loubardiaris

Agios Dimítrios Loubardiaris (30)

Entre las colinas de Pnyx y Filopapou, en un bucólico y verde entorno, se encuentra esta coqueta construcción. No pienses que se trata de una pequeña casa rural de huéspedes, o de un idílico chalet de fin de semana porque estás ante una iglesia bizantina.

Se trata de una pequeña edificación de ladrillo, mármol y fragmentos de cerámica incrustada que fue construida durante el periodo de ocupación otomana y que se enmarca en el estilo bizantino.

La Agios Dimítrios Loumbardiaris, consagrada a San Demetrio, tiene una sola nave abovedada, y los muros, en el interior, están decorados con arcos ciegos. En el exterior, la decoración consiste en formas geométricas aunque, en gran parte, se le atribuye a Dimitrios Pikionis, el arquitecto encargado de restaurarla a mediados de los años cincuenta.

Precisamente en este proceso de restauración del siglo 20 se descubrieron, en el interior, bonitos iconos y frescos de primera categoría, y que constituyen el principal atractivo de este templo.

Sin embargo, lo que ha hecho más popular esta iglesia de San Demetrio entre los atenienses es la historia que corre desde  el siglo 17 respecto al origen de su nombre.

Si eres de los apasionados por las historias de justicia poética, te encantará el relato. Según él, un comandante turco de la guarnición de la Acrópolis, Yusuf Aga, tenía planeado disparar sus cañones contra la congregación que debía reunirse en la capilla el día de San Demetrio de 1656. Según cuenta la leyenda, la noche anterior a esta empresa, un rayo cayó sobre los Propileos y mató al comandante y a toda su familia, consiguiendo, de este modo, un final feliz para la iglesia y sus fieles. Según esta versión, la capilla adoptó el nombre del bombardeo más grande de los invasores, el Loumbardiaris.

Resulta curiosa la unión, en el nombre de una iglesia, de un santo y una terrible arma de destrucción, pero es lo que tiene la historia, que está llena de paradojas. No te quedes sin visitar este templo con este curioso currículo y, sobre todo, ya que estás aquí aprovecha y disfruta de los preciosos frescos de su interior.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO