ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Museo Arqueológico Nacional

Museo Arqueológico Nacional (49)

Recientemente renovado, este museo va a robarte, por lo menos, media jornada de tu tiempo en la capital griega. Y es que el Museo Arqueológico Nacional ofrece una de las colecciones más fascinantes del mundo, especialmente en lo que a escultura se refiere. 

Con más de cien años de historia, el museo reunió, en su inauguración, lo que hasta entonces era un numerosísimo grupo de piezas repartidas entre particulares, otros museos, galerías e, incluso, desguaces y parques arqueológicos por excavar. 

En una ciudad que es, en si misma, todo un yacimiento arqueológico, existía la imperiosa necesidad de crear un museo como éste, en el que las piezas están concienzudamente clasificadas y cuidadosamente restauradas. 

El museo se inauguró en 1891, y aunque, a priori, te parezcan poco sus dos plantas, la cantidad de salas que alberga y, sobre todo, su gran número de piezas, es realmente excepcional. En su historia existió un parón considerable, en el que permaneció cerrado, desde el inicio de la Segunda Guerra Mundial y hasta 1946. Desde entonces, es uno de los museos más visitados de Grecia. Y no es casual. 

Su colección se reparte, en la primera planta, entre piezas de arte cicládico, micénico y arcaico. Así, las figurillas de mármol blanco datadas hacia el año 3000 a.C. se exhiben en las salas, al lado de las vajillas, copas de plata, máscaras funerarias o joyas pertenecientes a los reyes micénicos, o las vasijas arcaicas, con motivos mitológicos o abstracciones geométricas como decoración. 

Si con esta pequeña enumeración hemos desvelado la riqueza de este museo, espera a saber que su tesoro principal, el que lo convierte en uno de los más importantes a nivel mundial, está todavía por ver. Se trata de la colección de esculturas, que reconstruye la evolución de esta disciplina artística desde el siglo 7 a.C. hasta Bizancio. 

Y es que recrearse en ello es casi una obligación, ya que la escultura es una de las formas más destacadas y sofisticadas del arte griego. Desde las rígidas estatuas de los Koúroi, frontales, con una mínima expresión y un halo de misterio revelado en la conocida “sonrisa arcaica”, hasta las retorcidas y melodramáticas esculturas de la época helenística, el Museo Arqueológico Nacional revisa todas las edades de la escultura. Dioses, héroes, gobernadores o atletas se representaron de forma arcaica, clásica y helenística. Así, a caballo entre estas dos últimas etapas de la escultura griega, debes prestar especial atención al Niño de Maratón, un bronce griego hallado en el fondo del mar y que refleja un naturalismo excepcional propio del clasicismo y, sin embargo, empieza a romper el bloque y a trabajar un movimiento mayor y más exagerado, hecho que se exacerbó durante la época helenística. 

Si bien la planta baja recoge el cuerpo principal de la colección del museo, así como sus piezas más reconocidas, no debes quedarte sin subir a la primera planta, ya que posee galerías muy interesantes. 

Es el caso de su colección de cerámica. Muchísimas piezas ocupan las vitrinas de esta sección pero, sobre todo, más que la cantidad de objetos, su valor radica en su gran calidad. Diseños que parecen actuales o pinturas intactas sobre las terracotas revelan la importancia de este arte en el país heleno. 

Además, en esta primera planta también podrás admirar los Frescos Thíra, encontrados en la isla con el mismo nombre, en Santorini. La leyenda contaba que estos frescos procedían de la mítica Atlántida pero, como es obvio, no hay nada que lo confirme. La finura y sofisticación de estos frescos revelan lo evolucionado que estaba el arte en las islas en la época minoica, sobre el siglo 15 a.C. 

Si los restos arqueológicos repartidos por toda la ciudad te fascinan y te hacen trasladar, rápidamente, a épocas anteriores, espera a poner un solo pie en este museo. Su organizada distribución, así como la práctica información que ofrecen sus paneles, folletos y audiovisuales, y el valor incalculable de su colección ha convertido al Museo Arqueológico Nacional en un lugar de visita obligada.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO