ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Odeón de Herodes Ático

Odeón de Herodes Ático (13)

Pese a que no está abierto al público para visitas turísticas, merece la pena detenerse a saber un poco más de este teatro situado en la zona de los alrededores de la Acrópolis, núcleo de la vida cultural en la Antigüedad

La construcción de este teatro, conocido también como Herodeion, data de la época de la Grecia romana, concretamente entre los años 161 y 174 de nuestra era. ¿El nombre? El de su promotor, el mecenas, cónsul, filósofo y, sobre todo, rico Tiberius Claudius Atticus Herodes. Este célebre personaje fue uno de los principales benefactores de la Atenas de la época, ya que construyó muchos edificios públicos en la ciudad. 

Su esposa, Apia Annia Regila, falleció en el 160 y, en honor a ella, el acaudalado ateniense decidió levantar este teatro. 

Con un aforo de cinco mil personas, cuando fue construido se pavimentó con mosaicos y contaba con un techo de madera de cedro que, según dicen, debió de ofrecer una acústica espléndida, además de permitir las representaciones durante todas las épocas del año. La estructura, semicircular, respondía plenamente a la arquitectura civil romana. Y es que, por ejemplo, la estructura, que se cavó en las rocas de la ladera sur de la Acrópolis, era mucho más vertical que la de los teatros griegos. La elevada altura de estas gradas, que llegaban hasta los 32 niveles, trajo como consecuencia el hecho de que el muro escénico contara también con una altura exagerada. Esto fue debido a que éste debía contar con la misma altura que las gradas para soportar el peso del techo que debía cubrir todo el recinto. En total, la cávea del teatro contaba casi con ochenta metros de diámetro. 

Respecto al escenario, hay que destacar el muro escénico que luce una columnata y nichos que, en su día, albergaron una fastuosa ornamentación y las estatuas de las nueve musas. 

Este magnífico teatro, que hoy día no tiene techo, fue asolado durante la invasión de los Herulios en el siglo 3. Su restauración integral se llevó a cabo en 1955, siguiendo con mucha fidelidad el proyecto original. La reconstrucción se tomó la licencia de pavimentar la orquesta semicircular frente al escenario con mármol azul y blanco de los años cincuenta.  

Desde la fecha de su reconstrucción, el teatro se ha convertido en la sede del Festival de Atenas, que se celebra entre junio y septiembre de cada año. Este Festival es la cita de más importancia del calendario de música clásica de la ciudad. Acuden las mejores compañías de ballet y ópera, y las mejores orquestas y grupos teatrales del mundo. Un espectáculo único en un entorno insuperable.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO