ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Colina Lykavittós (Lofos Likavitou)

Colina Lykavittós (Lofos Likavitou) (48)

Esta colina, la más alta de todas las que hay en Atenas, es una marca del paisaje de la ciudad, y puede verse desde todos sus rincones. Pero si observarla desde la lejanía es así de fácil, devolverle la mirada a la ciudad desde la cima de Lykavittós cuesta su trabajo. Y es que sus 278 metros de altura la convierten en un hueso duro de roer para el viajero que no está muy en forma. De todos modos, siempre hay una alternativa, y en este caso, tiene forma de funicular. Y debes tomarlo en la esquina de Ploutárchou. 

Lykavittós puede traducirse como “Camino de Luz” y, en la Antigüedad, se creía que era la colina destinada a albergar la Acrópolis, puesto que era la más prominente de la ciudad. Se decía que había sido creada por Atenea, cuando se le cayó a medio camino al trasladarla hacia el otro lado de Atenas para la construcción de la Acrópolis. Sin embargo, de mitos y creencias está llena su historia, ya que otras leyendas cuentan que su nombre podría traducirse como “la que está habitada por lobos” y, obviamente, el motivo sería precisamente ése. 

Éste es uno de los lugares favoritos de los atenienses, y no es para menos, porque la vista panorámica sobre la gran Atenas es auténticamente impresionante, y no te va a caber en una sola foto. Si el día acompaña, desde la cima de Lykavittós puedes ver el perfil de la Acrópolis, el puerto del Pireo, y algunas de las islas del golfo como Salamina e, incluso, Aegina. 

Un restaurante bastante turístico, una cafetería y un pequeño teatro al aire libre completan la oferta de ocio aquí arriba. Merece la pena, si coincides con el Festival de Atenas. Por último, la colina depara un último regalo al visitante, la coqueta y blanca capilla Agios Geórgios, San Jorge que ocupa desde el siglo 19 el lugar de una antigua iglesia bizantina dedicada al profeta Elías. Por eso se celebran las festividades de los dos santos, el 23 de abril San Jorge y el 20 de Julio San Elías. Además, en la víspera de Pascua se realiza una procesión a la luz de las velas.

El trayecto hasta la cumbre de Lykavittós puede durar unos 45 minutos, y exige un esfuerzo considerable. Sin embargo, el recorrido es realmente encantador. Tortugas que se esconden entre las flores, todo aquí es verde, hierbas entre los escalones del camino. Lagartijas y mariposas completan la fauna de la colina, mientras sientes un agradable olor a pino. Si, de todos modos, dudas de tu estado físico, lo mejor es que tomes el funicular para subir hasta lo alto y, cómodamente, realices el camino de bajada a pie.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO