ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Museo de la Acrópolis

Museo de la Acrópolis (11)

Cuando en el 481 a.C., la Acrópolis fue tomada por los persas, los atenienses, a sabiendas del valor artístico de las construcciones y ornamentaciones que allí se encontraban, no se quedaron con los brazos cruzados. 

La férrea voluntad de resguardar su valioso patrimonio, no se reconoció hasta casi 25 siglos después, en el 19, cuando durante las excavaciones arqueológicas se descubrieron restos que los atenienses habían enterrado para sortear el pillaje persa. 

Con el fin de evitar un todavía mayor deterioro de estos restos, se decidió albergarlos en el Museo de la Acrópolis, que abrió en 1878. 

La colección que alberga, sin embargo, no se limita solamente a los restos de la época arcaica, sino que también podrás ver, con unos cuidados ejemplares para su conservación, varias piezas de la Grecia clásica de Pericles. Así pues, los siglos 6 y 5 a.C. se encuentran bien representados en las salas de este museo ubicado en el mismo recinto de la Acrópolis. Eso sí, puedes estar seguro de que aquí no verás todos los frisos y decoraciones extraídos de los edificios originales, sino que para ver la totalidad de estos vestigios artísticos tendrás que trasladarte unos cuantos kilómetros al noroeste, ya que, muy al pesar de los atenienses, la mayoría de los restos se encuentran en el Museo Británico de Londres. 

El museo fue planificado por el arquitecto Panages Kalkos, y arquitectónicamente hablando, para qué negarlo, no te encuentras ante ninguna proeza, ya que, situado en el extremo sur oriental, rompe, en parte, la estética del conjunto acropolitano. 

Se considera al Museo de la Acrópolis, con sus nueva salas de exposición, como uno de los más valiosos del mundo. En su exterior, encontrarás al lado de la entrada una estatua del siglo 5 a.C. de una lechuza, símbolo de la sabiduría de la diosa Atenea. 

Desde la primera hasta la sexta sala, el museo recoge obras maestras del siglo 6 a.C., la época arcaica. En ellas, podrás ver los espléndidos frontones de varios templos, que ilustraban las batallas de héroes como Heracles luchando con monstruos mitológicos, o los del antiguo templo de Atenea, en la sala V, en el que se ve a la diosa en posición central, junto a Zeus, luchando contra los gigantes, en clara alusión a la victoria de los griegos sobre los primitivos. Además, y como agradable sorpresa, cabe destacar que algunos de estos frisos conservan todavía fragmentos policromados, hecho que te aproximará a la imagen originaria y, seguro, espectacular, de los templos en la Antigüedad.

Por otra parte, en el museo encontrarás piezas valiosísimas de los orígenes de la escultura griega. Nos referimos a la figura rotunda del Moscóforo (o Portador del carnero), del 570 a.C. Se trata de un ejemplo de las conocidas esculturas arcaicas de los kuroi y las korai, esculturas masculinas y femeninas, respectivamente, de influencia egipcia, y caracterizadas por la rigidez de su rictus y posición, por el vigor de sus físicos y, en el caso de las chicas, por el trabajo de sus peinados. 

En la sala VI, encontrarás una colección de korai, por ejemplo, de entre los años 550 y 500 a.C., y que, realizando el recorrido, te permitirán darte cuenta de la evolución desde la rigidez y la misteriosa y estática sonrisa de la época arcaica hacia el mayor naturalismo de la época clásica. 

Las salas VII, VIII y IX reúnen piezas de la etapa acropolitana de Pericles. Las esculturas que se exponen pertenecen, principalmente, al Partenón, al templo de Atenea Niké, y al Erecteón. Los prodigios escultóricos del artista Fidias se adivinan en las metopas y frisos del Partenón que representan a la procesión de las Panateneas, con los caballos encabritados, retorcidos, y un atrevido e incluso exagerado naturalismo. Los frisos del templo de Atenea Niké también revelan el paso desde el clasicismo hacia un posterior y más dramático estilo helenístico. En ella, se representa a la diosa en un gesto tan humano como abrocharse una sandalia, y el escultor usó la técnica de los “paños mojados” según la cual los cuerpos se adivinan tras los ropajes. 

En la última sala podrás admirar a cuatro de las cariátides del Erecteón. Se trasladaron de su ubicación original, el pórtico sur del templo, hasta el museo, debido al grave deterioro que acusaban como consecuencia de la fuerte presencia de azufre en el aire de Atenas. Otra de las cariátides, estas estatuas femeninas que se usaban en lugar de columnas, se encuentra en el Museo Británico de Londres.

La lucha del museo durante los últimos años ha sido el recuperar la gran cantidad de piezas que se encuentran en las colecciones del extranjero, especialmente en el Louvre y el Museo Británico.  El caso más flagrante es el de los mármoles Elgin, famosas esculturas pertenecientes al Partenón. El británico Lord Elgin las compró a inicios del siglo 19 a las autoridades turcas, que por aquel entonces dominaban el país. El lord las vendió al Estado británico por el precio de 35000 libras, y con ello, la discusión está servida. Y es que existen los partidarios de dejar las obras en el Británico, con la opinión de que allí frisos y esculturas podrán recibir una mejor atención que en Grecia. Sin embargo, el Gobierno griego considera del todo ilegal la venta de los mármoles al Gobierno británico y creen, sin duda, que los mármoles deben regresar al lugar  donde pertenecen, a sus orígenes. La actriz y política griega Melina Merkoúri fue una de las principales activistas de la lucha por recuperar este patrimonio. 

Poco a poco, Atenas ha ido recuperando algunas piezas y, por ello, el recinto del Museo de la Acrópolis se ha quedado pequeño. De ahí que se esté realizando el traslado a un nuevo, grande y caro complejo que será la nueva sede del Museo de la Acrópolis, en la ladera sur de la montaña. Allí, las salas vacías esperan recibir, algún día, los frisos que les pertenecieron.

Buy your tickets now! No printing, no waiting!

Museo de la Acrópolis

Museo de la Acrópolis

Buy now Ve la Acrópolis construida con piezas de Lego, estatuas arcaicas y más

Find out more about our project I want more!

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO