ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Plaza Kolonaki

Plaza Kolonaki (47)

Si te fijas en la zona suroeste de la plaza, bajo los árboles, descubrirás una antigua columna que mucho tiene que ver con el nombre de esta plaza. Y es que los atenienses hace años que decidieron bautizarla, popularmente, como Plaza Kolonaki (columna, en griego), en lugar de su nombre oficial, Plateía Filikis Etareías. Pero la famosa columna no solamente da nombre a la plaza, sino a todo el barrio.

Esta zona no te cuadrará demasiado con la idea preconcebida que puedas tener de Atenas, una ciudad con ruinas, barrios populares, puestos callejeros y cerámicas decorativas. Los tradicionales barrios de Pláka o Monastiraki quedan muy alejados del ambiente sofisticado que emanan cada uno de los rincones de esta zona. 

Te encuentras en el centro de la moda de la capital griega, donde las grandes firmas internacionales de la alta costura saludan al viandante desde sus vistosos escaparates. Gucci, Ralph Lauren o Escada lucen al lado de las tiendas de prestigiosos diseñadores helenos como Parthénis o Aslánis. 

Galerías de arte y anticuarios salpican también los alrededores de la plaza. 

En Kolonaki no hay souvenirs, sino productos de lujo, ni mapas desplegables para turistas, sino teléfonos móviles de última generación con gps incorporado. 

En las terrazas de la plaza, las señoras, vestidas de punta en blanco, lucen crepados y perritos recién salidos de las peluquerías. Los empresarios consultan sus agendas electrónicas mientras toman un café. Los jóvenes llegan en sus relucientes vehículos y comentan dónde han navegado el fin de semana. Y entre todos ellos, en las terrazas, siempre hay grupos discutiendo sobre la política en Grecia y solucionando, sólo con palabras, los problemas del mundo.

Si tu perdición son los dulces, prepárate a disfrutar, o a sufrir, si es que estás a dieta, porque Kolonaki está repleta de zacharoplasteía, es decir, pastelerías. En ocasiones, estos establecimientos parecen vender obras de arte en lugar de dulces, ya que sus recargados y trabajados mostradores quedan a la altura de sus vecinas boutiques. 

Merece la pena acercarse a esta tranquila plaza, y descubrir, así, que Atenas tiene varias caras de la moneda. O varias monedas, vaya. Kolonaki, con su aire parisino, es un auténtico regalo para el visitante.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO