ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Atomium

Atomium (52)

El Atomium de Bruselas es, junto al Manneken-Pis, uno de los símbolos más reconocibles de la ciudad. Fue construido para la Exposición Universal del año 1958 por el arquitecto André Waterkeyn, y tanto gustó a los habitantes de Bruselas que decidieron conservarla. Este artista quiso mostrar la capacidad industrial belga durante el período de la posguerra mediante la edificación de esta gigantesca molécula de hierro. El Atomium tiene una altura de 102 metros y se trata, concretamente, de una ampliación de 165.000 millones de veces de lo que sería una molécula real. 

En la actualidad es, además, un pequeño museo de la ciencia. Y es que cada una de sus nueve esferas consta de dos pisos de exposiciones unidos entre ellos por unos tubos que conectan los espacios mediante escaleras mecánicas. 

Además, encontrarás un ascensor que permite llevar a los visitantes desde la planta baja hasta la esfera superior en un tiempo de 23 segundos. Una vez allí, podrás disfrutar de unas fantásticas vistas. Y, si notas que el edificio se tambalea, no te preocupes. Esto ocurre porque está construido de tal manera que su estructura se cimbrea cuando la golpea el viento, ya que, de otro modo, se resquebrajaría.

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO