ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Palais de Justice

Palais de Justice (36)

Si no quedas asombrado por la impresionante grandeza de este edificio, es que tienes la sangre de horchata. Porque lo cierto es que, bromas aparte, este edificio, actual sede de los tribunales de justicia, asombra a todo el que lo visita por sus portentosas dimensiones. Concretamente, ocupa una superficie de 26.000 m², con una cúpula que se eleva hasta los casi 98 metros, lo que lo convierte en uno de los edificios más grandes de Europa, superando incluso a la mismísima Basílica de San Pedro de Roma.

El encargo de esta descomunal construcción vino de manos de Leopoldo II, el más imperial de los reyes belgas, quien contrató al arquitecto Joseph Poelaert para tal menester. Poelaert comenzó las obras en el año 1866, inspirándose en los templos de la antigüedad clásica. Pero, por desgracia, el arquitecto no pudo ver acabada su obra, ya que falleció por agotamiento en 1879, cuatro años antes de terminar la edificación. Este hecho influyó en el acabado final, ya que Poelaert había previsto rematar la construcción con una gran pirámide, elemento muy poco empleado desde los tiempos egipcios. Sin embargo, tras su muerte, el arquitecto que se hizo cargo de la obra decidió colocar, en su lugar, la cúpula que puedes ver en la actualidad.

Con todo, la edificación rezuma clasicismo y grandiosidad por todas partes y, en su momento, llegó a convertirse en  símbolo del poderío industrial y cultural del país.

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO