ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

El Bargello

El Bargello (15)

Presta atención a la historia del Bargello porque es larga y compleja. Fue en el año 1250 cuando se creó una magistratura nueva y, de este modo, nació también la necesidad de construir un nuevo palacio que albergase esta nueva institución. Durante los siglos siguientes, este palacio fue la sede de varias administraciones judiciales y, a partir del siglo XV, recibió el nombre de Palacio Pretoriano, ya que pasó a albergar las dependecias, prisiones y salas de tortura de la administración penal. También durante la época de los Médicis fue utilizado como prisión, hasta que, a mediados del siglo XVIII, el gran duque Leopoldo de Lorena mandó destruir todos los elementos de tortura que existían en el Bargello. Así, en el año 1865, el palacio fue convertido en el interesante museo que encontrarás en la actualidad.

Verás que la edificación consta de tres plantas, en las que tendrás la oportunidad de contemplar una gran variedad de objetos y pinturas, pero sobretodo destaca su gran colección de escultura renacentista. 

En la primera sala a la derecha de la entrada encontrarás algunas de las mejores obras del Renacimiento tardío, entre las que te destacamos el magnífico Baco de Miguel Ángel, esculpido por el artista cuando tan sólo tenía 22 años. De este mismo autor también hallarás la obra La Virgen y el Niño y un fantástico busto de Brutus. Además, no dejes de contemplar el espléndido bronce de Cosme I realizado por Cellini y el famoso Mercurio de Giambologna. 

Otra de las zonas interesantes del Bargello es su patio interior que data del siglo XIII y que posee un hermoso claustro abovedado de estilo gótico. Asimismo, sus paredes están decoradas con los blasones de los oficiales, gobernadores y magistrados de la ciudad. La escalera que hallarás en uno de los laterales es obra de Neri di Fioravanti, y a través de ella llegarás a la galería del primer piso. 

En este primer piso podrás ver una sorprendente colección de bronces de animales, esculpidos en su momento por Giambologna para la Villa di Castello de los Médicis. 

Y, si te diriges a la derecha, llegarás a un gran salón abovedado que alberga grandes obras de la escultura italiana. De entre todas ellas destacan dos trabajos de Donatello: el San Jorge, traído de la fachada de Orsanmichele, y el David. Probablemente esta última escultura es la que más te llamará la atención, sobretodo si la comparas con el David que también realizó Miguel Ángel. Y es que mientras la famosa obra de Miguel Ángel presenta un guerrero robusto y musculoso, la de Donatello es una figura delicada y andrógina, casi afeminada. 

Para terminar, no dudes en dar un paseo por las demás salas del museo, donde también hay interesantes exposiciones de tapices, objetos de cristal y plata y demás elementos decorativos. 

Buy your tickets now! No printing, no waiting!

Museo del Bargello

Museo del Bargello

Buy now Antigua prisión con obras maestras renacentistas

Find out more about our project I want more!

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO