ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Palazzo Vecchio

Palazzo Vecchio (6)

El Palazzo Vecchio fue construido a finales del siglo XIII como sede del Ayuntamiento de la ciudad, función que sigue ostentando en la actualidad. 

Fue diseñado por Arnolfo di Cambio y finalizado en el año 1303, aunque durante el mandato de Cosme I se reformó por completo, ya que éste decidió trasladarse a vivir aquí y quiso convertirlo en una cómoda residencia. Para ello, contó con el célebre arquitecto Giorgio Vasari. Y fue en el año 1550, cuando Cosme se mudó de nuevo, esta vez al Palazzo Pitti, momento a partir del cual este palacio tomó el nombre de Palazzo Vecchio, es decir, “palacio viejo”.

Visitar este lugar es sumamente interesante, ya que aquí podrás encontrar fantásticas obras de arte. Una de las zonas más destacadas del palacio es el Cortile o patio central, proyectado en el año 1453 por Michelozzi Michelozzo, uno de los arquitectos favoritos de los Médicis. En él podrás ver una copia de “La fuente del Ángel”, de Verrocchio. Por su parte, los frescos y los estucados que aquí encontrarás fueron realizados por Vasari y, en los muros, podrás ver una serie de pinturas de ciudades austríacas, hechas para hacer más confortable la estancia en este palacio de Juana de Austria.

Una escalinata te llevará hasta el inmenso Salone dei Cinquecento, una sala que Cosme I utilizó como salón de recepciones y como lugar donde se reunían los 500 miembros de la asamblea de Florencia. Fue Vasari quien se encargó de decorar los techos con frescos que engrandecen la figura de Cosme I. Además, en las paredes también podrás ver una serie de pinturas con escenas de triunfos militares florentinos. Pero la obra más importante de esta sala es la estatua de “La Victoria”, de Miguel Ángel, que representa la figura de un anciano aplastado por un hombre joven. Inicialmente, la escultura estaba ideada para ir sobre la tumba del Papa Julio II, pero los herederos de Miguel Ángel la donaron a Cosme I en el año 1565, tras la victoria militar del duque sobre Siena. 

Al lado de esta estancia encontrarás el Studiolo, estudio utilizado por el prícipe Francisco I, donde guardaba sus tesoros y los intrumentos que utilizaba para sus experimentos de alquimia. 

Si subes a la segunda planta podrás disfrutar de unas fantásticas vistas de la ciudad desde la Terrazza di Saturno, además de algunas hermosas estancias. Entre ellas, podrás visitar la Capilla de Leonor, decorada por Bronzino, o la Sala de los Elementos, dedicada, como su nombre indica, al aire, el agua, la tierra y el fuego. 

Pero quizá la más hermosa es la Sala dei Gigli, repleta de artesonados dorados y donde destacan los frescos relizados por Ghirlandaio, donde están representados una serie de políticos romanos con el emblema de Florencia: el lirio dorado. Aquí también hallarás la estatua original de “Judit y Holofernes”, una espléndida obra de Donatello.

Buy your tickets now! No printing, no waiting!

Palazzo Vecchio

Palazzo Vecchio

Buy now Uno de los símbolos más famosos de Florencia

Find out more about our project I want more!

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO