ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Sant Apostoli

Sant Apostoli (41)

La pequeña iglesia de Santi Apostoli es una de las más antiguas de Florencia. De hecho, gran parte de los habitantes de la ciudad mantienen que, tal y como reza la inscripción que hallarás en su fachada, fue construida en el año 786 por Carlomagno. Sin embargo, parece bastante claro que eso no fue así, y que fue levantada entre los siglos X y XI. 

Eso sí, verás que su fachada es de estilo románico, y en ella destacan los capiteles corintios y las columnas de mármol verde que pertenecieron a unas antiguas termas romanas ubicadas en la Via delle Terme. 

La iglesia presenta, además, una planta basílical, muy propia de los primeros templos cristianos. Por su parte, las naves laterales que encontrarás en su interior fueron añadidas en el siglo XVI. 

Además, aquí se alberga una obra de orfebrería del siglo XV que estaba destinada para transportar hasta el Duomo el fuego sagrado utilizado para el Scoppio del carro, una fiesta que se celebra cada sábado santo en la que se incendia un carro repleto de petardos y fuegos artifiales. Esta celebración se hace para conmemorar la resurrección de Cristo. Y es que, al parecer, Pazzo de’Pazzi trajo a Florencia desde Jerusalén tres piedras procedentes de la tumba de Cristo y que fueron usadas para encender las lámparas apagadas el día de viernes santo.

La iglesia de Santi Apostoli da, además, a la Piazza dei Limbo, lugar donde existió un cementerio donde se daba sepultura a los niños que fallecían antes de ser bautizados.

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO