ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Santa Trinitá

Santa Trinitá (39)

La Iglesia de Santa Trinità fue levantada en estilo románico durante la segunda mitad del siglo XI, pero fue reconstruida entre los años 1258 y 1280 según un diseño de Nicola Pisano. Su fachada barroca, sin embargo, fue terminada por Bernardo Buontalenti. En ella podrás ver unos capiteles decorados con querubines y la Trinidad esculpida sobre la puerta central.

En su austero interior destaca la denominada Capilla Sassetti, donde encontrarás una serie de frescos elaborados por Domenico Ghirlandaio y que representan la vida de san Francisco de Asís. El rico banquero Francesco Sassetti, impulsor de este proyecto, quiso crear una capilla que estuviera al nivel de su gran fortuna y que pudiera rivalizar con la de su gran competidor, Giovanni Tornabuoni, quien había costeado los frescos de Santa Maria Novella.

De todas las escenas que podrás contemplar en la Capilla Sassetti destaca el mural “San Francisco recibiendo la Orden”, en el que el papa Honorio III hace entrega al santo de la regla de la orden franciscana. Esta pintura es especialmente interesante porque en ella está representada la Piazza della Signoria, juntamente con varios retratos de personalidades como Lorenzo el Magnífico o el propio Sassetti. 

Además, en otro de los frescos, llamado “El milagro del Niño resucitado” podrás ver cómo era la iglesia antes de la construcción de la fachada realizada por Buontalenti.

Dirígite también al altar mayor, donde encontrarás otro retablo de Ghirlandaio: el hermoso “La adoración de los magos”, donde podrás descubrir de nuevo el retrato de Sassetti, así como el de su esposa. 

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO