ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle (5)

La Sainte Chapelle, Santa Capilla es una de las joyas del arte gótico que ofrece París.

La historia de la Sainte Chapelle se inicia hacia el siglo 13. Por entontes el rey Luis IX ordenó la construcción de una capilla para guardar las reliquias de la Pasión de Cristo. 

El rey Luis IX posteriormente San Luis de Francia, era extremadamente devoto y en 1239 después de dos años de negociaciones con el emperador de Constantinopla Baudouin II, conseguió comprarle la corona de espinas de Jesucristo y un trozo de la Santa Cruz. Por ello había pagado una altísima suma de dinero. Imagínate pagó 3 veces más por las reliquias que por la construcción de la Sainte-Chapelle. 

No se sabe a ciencia cierta quién fue el autor de esta obra de arte de la transparencia, pero se cree que fue Pierre de Montreuil. Este arquitecto ya había trabajado en Notre Dame y la abadía de Saint Denis. La Sainte Chapelle fue construida entre 1241 y 1248, todo un récord para la época.

El edificio fue concebido como un relicario, un lugar para conservar reliquias. Además también tenía que servir como capilla real. En realidad el proyecto se componía de dos capillas superpuestas. La capilla superior estaba destinada a la familia real y la inferior a la gente de palacio que no pertenecía a la familia del rey.

La Virgen María es la gran presencia en la capilla inferior, ya que está dedicada a su imagen. Además, ésta soporta el peso de la capilla superior. Sus gruesos pilares son la base de toda la estructura. Los muros están decorados con arquerías trilobuladas y con doce medallones, que representan a los apóstoles.

En las columnas alternan las flores de lis de Francia sobre fondo lapislázuli y las torres de Castilla en homenaje a Blanca de Castilla, la madre de San Luis. La bóveda está pintada con un cielo estrellado y el suelo consiste en unas losas funerarias que recubren las sepulturas de los tesoreros y canónigos de la Sainte-Chapelle.

La capilla superior fue proyectada para contener los restos de los santos. Está mucho más trabajada y ornamentada que la capilla inferior. Aquí no existen los muros y en su lugar se pueden ver unos magníficos vitrales que ocupan una extensión total de 670 metros cuadrados. 

En total 15 vidrieras que ofrecen un espectáculo único. Todo el conjunto ilustra escenas del Antiguo y Nuevo testamento. Empieza con el Génesis y concluye con la historia del rey Luis IX en el momento que recibe las reliquias de la Pasión. Se pueden ver escenas de la infancia de Cristo, de Judit y Job, de Ester o de la última cena. El gran rosetón es el gran final, en sus 86 paneles describe la historia del Apocalipsis. Al atardecer es impresionante.

Más de mil escenas religiosas te ofrecen un espectáculo de color, rojo, azul, dorado, verde, malva... 

De esos vitrales, en la actualidad las dos terceras partes son originales. 

También podrás apreciar, adosadas a las columnas, las estatuas de los doce apóstoles.

Las santas reliquias, eran conservadas en un gran relicario, magníficamente adornado, en el fondo del ábside. Cada viernes Santo, se presentaban a los fieles.

La historia de la Sainte Chapelle ha tenido también sus sobresaltos. Dos incendios la afectaron en 1630 y 1776. Y el agua también intentó acabar con ella. Una crecida del Sena destruyó los vitrales de la capilla inferior en 1690. Y como no, la Revolución también afectó a la Sainte Chapelle. En esos días turbulentos fue saqueada y despojada de sus tesoros. Además algunas estatuas fueron desfiguradas y el mobiliario de la capilla superior desapareció. El relicario de plata fue retirado para ser fundido de nuevo. 

La Corona de espinas fue salvada y enviada finalmente a Notre Dame, lugar donde aún se conserva.

Como había perdido su función original, la Sainte Chapelle fue convertida en lugar de archivo en 1803.

En 1837 se propuso un plan de restauración de la Sainte Chapelle debido a su estado. Las obras se llevaron a cabo entre 1840 y 1868. Los arquitectos que participaron en los trabajos fueron asesorados por Violet-le-Duc, que fue el responsable de la restauración de Notre Dame.

En la edad media comparaban la Sainte-Chapelle como “las puertas del cielo”, no pierdas la oportunidad de comprobarlo y maravíllate con esta capilla que mezcla con maestría luz, color, espacio, arte y fe.

Buy your tickets now! No printing, no waiting!

Sainte Chapelle

Sainte Chapelle

Buy now La luz deslumbra en las vidrieras de esta joya parisina del siglo XIII
La Sainte Chapelle y la Conciergerie

La Sainte Chapelle y la Conciergerie

Buy now Viaja a través del tiempo con dos de los monumentos más históricos de París

Find out more about our project I want more!

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO