ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Saint-Étienne du Mont

Saint-Étienne du Mont (91)

Genoveva, santa patrona de París, realizó varios milagros durante su vida y salvó a la ciudad unas cuantas veces. Por ejemplo consiguió alejar de París a Atila el Huno en el año 422.

Esta encantadora iglesia guarda en su interior la tumba y un relicario de Santa Genoveva. Y solo para ver sus magnificas vidrieras de los siglos 16 y 17 ya merece su visita.

En esta iglesia construida entre 1492 y 1655 se mezclan los estilos del gótico y del renacimiento.

El aspecto exterior de la iglesia es algo curioso, provocado por el desequilibrio visual que causó la destrucción de la abadía que estaba adosada a ella. El primer edificio parroquial dedicado a San Esteban del siglo 13 fue reconstruido entre 1492 y 1586. El pórtico de la fachada principal también es curioso. Tres frontones superpuestos situados a distintos niveles se caracterizan por tener formas geométricas distintas.

Como curiosidad, nada más entrar encontrarás en el suelo una placa que señala el lugar en el que en 1857, un cura expulsado del sacerdocio apuñaló a un arzobispo.

Su interior presenta una típica planta gótica flamígera a pesar de la decoración de estilo renacentista. En la nave el típico arco de medio punto se sustituye por un arco mitral. Las bóvedas que dominan el coro están decoradas con claves colgantes. Todas ellas son distintas unas de las otras.

Las vidrieras de la iglesia son originales y entre ellas destaca la de la cuarta capilla de la nave lateral derecha. “La parábola de los convidados” fue realizada en 1568 por Nicolas Pinaigrier.

En una de de las esquinas enontrarás una capilla con la tumba de Santa Genoveva, gravemente destruida durante la revoulción, cerca se encuentra un relicario muy ornamentado que contiene un dedo de la Santa.

Destacamos las pinturas que puedes ver dedicadas a Santa Genoveva. Una de ellas representa la procesión del relicario de la santa organizada el 10 de agosto de 1696 para implorar clemencia por la grave sequía que sufría el reino, obra de Nicolás Largillère y la otra pintura implora a la santa para que cesaran unas terribles lluvias, obra de François de Troy.

El púlpito es una pieza de arte en madera tallada de 1650 y está sostenido por una estatua de Sansón.

La magnífica galería fue una de las pocas que escapó a las destrucciones de iglesias durante la Revolución y se puede admirar tal cual fue construida. Su arquitectura es gótica, aunque su decoración está inspirada en el renacimiento italiano. Las puertas laterales son del siglo 17.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO