ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Introducción

Introducción (1)

La ciudad de Pisa, capital de su homónima provincia, debe su importancia histórica a su situación geográfica. Y es que su ubicación junto a la costa hizo que entre los siglos XI y XIII la ciudad dominara la parte occidental del Mediterráneo, gracias sobre todo a su flota naval y a su poderosa armada. Y es que antaño Pisa estaba mucho más cerca del mar de lo que está ahora, ya que los limos del río Arno se han ido depositando en la desembocadura y han ido alejando la ciudad del litoral.

Fue durante esa época cuando Pisa se convirtió en una ciudad rica y próspera, principalmente a través sus lazos comerciales con España y el norte de África. Durante esos siglos también se produjo en la ciudad una auténtica revolución cultural y científica, y fue, además, el período en el que se construyeron sus más célebres edificaciones, como la famosa Torre de Pisa y todos los demás edificios que encontrarás en el denominado Campo dei Miracoli, o mejor dicho, la Piazza dei Miracoli.

Pero, además, Pisa es también la ciudad donde nacieron personajes tan importantes para la historia como Galileo Galilei, así como la sede de algunas de las universidades más importantes de Italia. 

Sin embargo, suponemos que si visitas la ciudad es, sobre todo, para poder ver su famosa torre inclinada que, te aseguramos, no te decepcionará en absoluto. Pero, como un pequeño secreto, has de saber que no es la única torre inclinada de la ciudad. De hecho, hay otras dos. Sí, tal como lo has oído. Y es que el terreno pantanoso sobre el que se asienta Pisa en ocasiones cede con el peso de las grandes construcciones.

¿Quieres saber cómo ver las otras dos torres? Sitúate al final del campo dei Miracoli, frente a la Torre de Pisa y con el Duomo a tu izquierda tendrás a tus espaldas la serpenteante Via de Santa Maria. Camina por esta calle unos 700 metros hacia el sur y una manzana antes de llegar al río Arno, verás la Iglesia San Nicola. Fíjate en su campanario. ¿Sorprendido, verdad?

La tercera torre inclinada es aún más desconocida por los turistas y te queda un poco más lejos, a poco más de 2 kilómetros de aquí siguiendo la ribera del río hacia el este. Es el campanario de la Iglesia San Michele degli Scalzi. Lo verás desde lejos.

Pero además de las torres inclinadas de Pisa, recuerda prestar atención a las demás construcciones ubicadas en la antes mencionada Piazza dei Miracoli, como el Duomo, el Baptisterio y el Camposanto. Y, si te queda tiempo, no dudes en acercarte hasta la pequeña iglesia de Santa Maria della Spina o el Museo Nazionale di San Matteo. Verás que te encantarán.

Además, para disfrutar un poco del ambiente estudiantil y universitario, te aconsejamos que visites la Piazza dei Cavalieri, en la que también hallarás algunos espectaculares edificios que combinan varios estilos arquitectónicos.

Como puedes comprobar, Pisa es mucho más que una bella torrre inclinada.

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO