ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Palacio Cernín (Cernínsky Palác)

Palacio Cernín (Cernínsky Palác) (27)

Si llegas hasta la plaza de Loreto y levantas la vista hacia el lado oeste, seguramente no verás otra cosa que el imponente Palacio que aquí se alza. Nada en él es discreto o comedido sino que todo brilla por su espectacularidad.

El palacio fue construido entre 1669 y 1679 por el conde Cernín, que había sido diplomático en Venecia y había vuelto muy impresionado por la arquitectura italiana. De hecho, el conde estuvo obsesionado durante una época por tener un palacio diseñado por el propio Bernini. Al final fue construido por Francesco Caratti.

En su fachada de 150 metros de largo se suceden 30 gigantescas columnas. Parece ser que el conde de Cernín quería competir en monumentalidad con el castillo de Praga, que se encuentra a poca distancia de aquí. En las reformas de su interior se creó un hermoso jardín barroco a mediados del siglo XVIII.

El ansia del conde por construir lujosamente casi lo llevó a la ruina, aunque su propio hijo mandó construir otro palacio similar en Viena. Consiguió reunir en el palacio Cernín una riquísima colección de arte.

Este edificio se encuentra sobre una elevación de terreno que hace de él un lugar privilegiado... aunque a veces ese privilegio se haya convertido en desgracia. El palacio fue saqueado por los franceses en 1742 y después resultó dañado en el bombardeo prusiano de 1757.

Un siglo después de su construcción y ante la imposibilidad de mantenerlo, la familia propietaria del palacio lo puso a la venta. Tal vez debido a su estado de deterioro o debido a su coste, parecía imposible encontrar un comprador. Finalmente se vendió al Estado en 1851.

Desde ese mismo año, el palacio no volvió a ser utilizado como residencia sino que se destinó a otros usos, como el de cuartel o el de hospital durante las guerras napoleónicas.

Entre los años 1928 y 1934, Pavel Janak llevó a cabo una compleja restauración que devolvió al Palacio Cernín en esplendor perdido.

Desde 1919 es la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores aunque también fue utilizado como cuartel general de los nazis durante la segunda guerra mundial.

La revuelta historia de este edificio vivió uno de sus capítulos más tristes el 10 de marzo de 1948. En esta fecha, después del golpe de estado comunista, Jan Masaryk, ministro de Asuntos Exteriores e hijo del primer ministro de Checoslovaquia, apareció despedazado al pie del balcón. Se trataba del único miembro no comunista del gobierno de reciente creación.

Si se trató de un suicidio o de un asesinato, es un secreto de estado que sólo las paredes del Palacio Cernín conocen.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO