ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Isla de Kampa

Isla de Kampa (41)

Si durante tu estancia en Praga necesitas un lugar donde recobrar el aliento y pasear alejado del bullicio, no hace falta que busques más. Ya lo has encontrado: estás en la isla de Kampa. Este rincón pintoresco conserva todo el encanto de ser un lugar donde el tiempo parece transcurrir a otra velocidad y es uno de los entornos más singulares de la ciudad.

La isla de Kampa es una extensión de terreno separada de la tierra firme por un brazo del río Moldava que recibe el nombre de Certovka. Su traducción sería “arroyo del Diablo” y parece ser que su nombre proviene del carácter infernal de la dueña de una casa vecina allá en el siglo XIX. El arroyo corre entre algunas casas y por este motivo la isla de Kampa también es conocida como “la Venecia de Praga”. Sobre la isla reposan cuatro pilares del puente de Carlos.

En 1159, Ladislao I entregó esta isla a la orden de los Caballeros de Malta, responsables de la construcción de una encomienda fortificada, del primer convento de Malá Strana y de varias casas.

Durante la Edad Media, aquí sólo había huertos y lavaderos donde blanquear la ropa así como varios molinos, de los que quedan algunos restos. En el siglo XVII se popularizó la alfarería y todavía hoy se sigue celebrando aquí una feria anual de cerámica.

En la plaza Na Kampe hay varias casas que destacan por su belleza, como la del León de Oro, de Giuseppe Bartolommeo Scotti, o la casa del Ramo de Oro, con fachada rococó de Frantisek Josef Jäger.

La casa del Zorro Azul, actualmente sede de la Embajada de Letonia, fue construida por el joyero de la corte de Rodolfo II en 1605 y reconstruida en 1664. La casa del Cuadro de la Virgen da al puente de Carlos y la leyenda dice que el lienzo que preside la fachada llegó flotando hasta aquí durante una inundación. En el número 11 de la plaza Na Kampe se encuentra la casa de Martinu, donde vivió el músico Bohuslav Martinu mientras estudiaba en el conservatorio, a principios del siglo XX.

En el Museo Kampa se exhiben obras de grandes artistas checos del siglo XX, como Kolár, Guttfreund o Kupka. Junto al museo, el antiguo palacio Liechtenstein conserva su pórtico barroco a pesar de haber sido restaurado con estilo imperio tardío.

Son también conocidos los murales y graffitis a lo largo del arroyo Certovka, pintados en la clandestinidad antes de la revolución de 1990. Uno de ellos, el que rinde homenaje al músico John Lennon, servía como lugar de encuentro para la oposición estudiantil.

Hacia el sur de la isla se abre un gran parque formado al unir los jardines de varias casas nobles. Es un lugar especialmente frecuentado por los estudiantes, sobre todo cuando empieza el buen tiempo. Sólo un consejo: si ves que empieza a llover con fuerza, dirígete hacia tierra firme. No se trata de una broma: este lugar desapareció totalmente bajo las aguas durante las grandes inundaciones del año 2002 y muchos de sus edificios todavía sufren las consecuencias.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO