ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Klementinum

Klementinum (3)

La Ciudad Vieja de Praga acoge el Clementinum, uno de los más espectaculares conjuntos arquitectónicos de la zona. Éste fue el lugar elegido por los jesuitas para edificar su sede al ser llamados a Praga por el emperador Fernando I en 1566. La misión encomendada a los religiosos requería una base de operaciones desde donde poder llevar a cabo una tarea no precisamente pequeña: convertir a los checos al catolicismo.

Europa vivía un período agitado por la Reforma de Lutero, que daría lugar al protestantismo y a numerosas guerras de religión. Desde Roma, el catolicismo lucha por no perder su lugar privilegiado en las naciones europeas.

El Clementinum, llamado así por levantarse sobre el antiguo monasterio de San Clemente, se construyó entre los siglos XVI y XVIII y acabó ocupando lo que antes habían sido casas, iglesias y jardines.

La institución jesuita rivalizó desde el principio con el Carolinum, la otra universidad de Praga. Al unirse las dos universidades en 1622, los jesuitas pasaron a dominar toda la educación superior de la ciudad. Sin embargo, los religiosos seguían creyendo que al menos dos terceras partes de los praguenses eran herejes. Por este motivo, organizaron auténticas búsquedas de libros sospechosos escritos en checo, que acababan después en la hoguera.

En el Clementinum se encuentra también la iglesia de San Salvador y su patio barroco, que datan del siglo XVII. Desde su fachada, siete grandes estatuas de santos esculpidas por Jan Bendl contemplan al visitante. La noche es el mejor momento para admirar el conjunto, ya que goza de una hermosa iluminación. Si eres un viajero veterano tal vez podrás comprobar el parecido de este edificio y su patio con el de la Gesù de Roma.

También destaca aquí la capilla italiana, de finales del siglo XVI, en cuyo diseño puede adivinarse el principio del estilo Barroco. Si se presenta la ocasión, vale la pena visitar la capilla de los Espejos, que sólo se abre para conciertos de música clásica.

En 1773, el Papa decide disolver la congregación de los jesuitas, por lo que sus miembros tuvieron que abandonar las labores que llevaban a cabo en la ciudad. El Clementinum pasó a convertirse en la biblioteca de la Universidad de Praga y más tarde en la Biblioteca Nacional. Algunas de sus salas se pueden visitar. En silencio, eso sí.

Se organizan visitas guiadas para conocer a fondo este lugar y apreciar su estilo barroco y rococó. Es una de las mejores opciones, ya que el Clementinum, con sus tres iglesias y diez patios, se considera el conjunto arquitectónico más grande después del castillo de Praga.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO