ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Casas Cubistas (Kubistické Domy)

Casas Cubistas (Kubistické Domy) (59)

El siglo XX, con sus múltiples revueltas y propuestas innovadoras, trajo consigo varias corrientes artísticas a las que no tardaron en sumarse autores de toda Europa. Es el caso del cubismo, que en Praga se aplicó con éxito a la arquitectura. Una visita a unos cuantos edificios de este estilo te lo puede demostrar.

La arquitectura cubista fue un estilo vanguardista que tuvo su momento de esplendor antes y después de la primera guerra mundial en Bohemia y Austria, aunque nunca se popularizó en el resto de Europa. Es por eso que la arquitectura cubista de Praga es algo singular.

Aprovechando la demolición del antiguo gueto judío, a principios del siglo XX muchos arquitectos pudieron llevar a cabo sus obras en esta zona. Aunque el estilo imperante fue el art nouveau, el cubismo se abrió camino y ha dejado varios testimonios que aún hoy podrás visitar.

Si te adentras en el barrio judío hasta la esquina de las calles Bílkova y Elisky Krásnohorské verás un edificio con motivos geométricos que se repiten. Esta casa fue construida entre 1919 y 1921.

Para contemplar la Casa de la Virgen Negra tendrás que acercarte hasta el número 34 de la calle Celetná. Aquí es donde el arquitecto Josef Gocar aplicó el cubismo, que se aprecia especialmente en el perfil poliédrico de la buhardilla. En el interior de la casa puedes visitar el museo dedicado al cubismo checo, donde se exponen cuadros, esculturas y muebles de este estilo. En el primer piso, el Café Orient te abre sus puertas para que disfrutes de un rato tranquilo.

En los alrededores de la plaza de Carlos IV, en la Ciudad Nueva, encontrarás la Casa Diamante. Se alza en la calle Spálená y es obra de los autores Ladislav Srívánek, Matek Blecha y Antonín Pfeiffer. Data de la primera década del siglo XX y la entrada está flanqueada por dos curiosas columnas de formas geométricas. La casa Diamante está unida a la iglesia de la Santísima Trinidad mediante un arco cubista bajo el cual hay una estatua de San Juan Nepomuceno.

Uno de los nombres más destacados de la arquitectura cubista es el de Josef Chochol, que estudió en Praga y viajó más tarde a Viena, donde él y otros arquitectos de su generación tuvieron la oportunidad de contagiarse de las principales corrientes europeas. Aunque más tarde se pasó al constructivismo y luego al funcionalismo, la aportación cubista de Chochol es muy importante.

Para comprobarlo no tienes más que dar un paseo hasta los pies de Vysehrad. En el número 6 de Rasínovo Nábrezi se alza la casa que diseñó para tres familias.

En el número 3 de Libusina verás la obra maestra de Chochol, la Villa Kovarovic. Data de 1913 y es una casa unifamiliar sobre un terreno triangular.

Aunque la que seguramente es una de sus obras más espectaculares en estilo cubista es el edificio de apartamentos del número 30 de Neklanova. En este edificio abundan los prismas, desde las ventanas hasta el tejado. Ha sido restaurado hace poco y todo ha sido cuidado hasta el detalle, como los tiradores de las puertas y las ventanas, las puertas de la entrada o la cerámica de la escalera.

Si te gusta la arquitectura poco corriente, acércate a visitar este lugar. Palabra que no te defraudará.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO