ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Parque de Letná (Letenské Sady)

Parque de Letná (Letenské Sady) (17)

Si subes por la calle París y después por el puente Svatopluk Cech llegarás al Parque de Letná. Esta hermosa extensión arbolada se comunica por el oeste con los jardines reales mediante una pasarela.

Antes de convertirse en parque en 1858, era un sitio estratégico desde el cual las tropas enemigas preparaban sus ataques al castillo de Praga. La parte posterior del Letná sirvió hasta finales del siglo XIX como campo de maniobras militares. Desde 1948, la zona fue utilizada exclusivamente para celebraciones oficiales.

El parque del Letná está construido sobre una meseta que se eleva a la orilla del Moldava, enfrente del barrio judío. Las vistas son particularmente buenas para contemplar los distintos puentes que unen los dos lados de la ciudad.

En lo alto de la escalera de granito sobre el embarcadero, podrás contemplar la escultura cinética de un metrónomo, que representa el tiempo. Es obra del escultor Vratislav Karel Novák. 

Donde ahora ves este metrónomo, durante algunos años se levantó el mayor grupo escultórico de Europa. Era una estatua de 15 metros y medio de altura y 22 metros de largo que representaba al líder de la URSS Josef Stalin y a varios trabajadores. En su construcción se emplearon casi seis años y 17.000 toneladas de granito. Sus dimensiones eran realmente gigantescas: sólo el botón de la chaqueta de Stalin, esculpido con una hoz y un martillo, medía medio metro de diámetro.

La oscura leyenda que rodea al monumento comenzó al día siguiente de su inauguración en 1955, con el suicidio de su creador, el escultor Otakar Svec. Sólo siete años después, en 1962, la figura de Stalin ya había caído en desgracia para los nuevos dirigentes de la URSS. Siguiendo órdenes de Moscú, la estatua fue dinamitada con 800 kilos de explosivos.

Durante años el pedestal donde antes se levantó la estatua de Praga ha recibido usos variados y pintorescos. En 1990 se utilizó el refugio anti-aéreo que hay en el pedestal como sede de una radio ilegal. En 1991, se inauguró aquí el primer club de rock de Praga. Actualmente se está planeando su nueva función, ya que la escultura del metrónomo tampoco convence a los praguenses.

Después de dar un paseo por el parque, una buena opción es sentarse a comer o a tomar un café  en el Pabellón Hanavský. Este edificio de Otto Hieser fue un regalo del príncipe de Hanau a la ciudad de Praga para la Exposición Nacional de 1891. En 1898, el Pabellón fue trasladado al Parque de Letná. Se trata de una estructura de estilo neobarroco de hierro fundido que hoy alberga un concurrido bar-restaurante.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO