ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Nuestra Señora de Loreto (Loreta)

Nuestra Señora de Loreto (Loreta) (28)

Hay muchos edificios construidos para mostrar al mundo el poder de un gobernante o conmemorar una victoria, pero pocos tienen un origen tan curioso y mágico como el que se atribuye a la Santa Casa de Loreto, en Italia. Cuenta la leyenda que la casa donde la Virgen María recibió la anunciación del arcángel Gabriel fue transportada por unos ángeles desde Nazaret hasta Loreto en 1278, donde aún está actualmente.

Casi cuatro siglos después, en 1626, la princesa checa Katerina Lobkowicz mandó construir una réplica de esta Santa Casa en el corazón de Praga para divulgar el milagro y promover el culto a la Virgen. Como maniobra para reafirmar el triunfo católico sobre el protestantismo, a esta Santa Casa de Praga le siguieron otras 50 réplicas repartidas por todo Bohemia y Moravia, aunque la de la capital siempre ha sido la más importante y lugar habitual de peregrinación.

Con los años, se fue convirtiendo en todo un complejo arquitectónico aunque siempre ha tenido como centro la Santa Casa, obra de Giovanni Battista Orsi. En su fachada podrás contar hasta 16 columnas con capiteles corintios. Los relieves narran historias de la vida de la Virgen y las figuras de estuco representan a profetas del Antiguo Testamento. Como no puede ser de otro modo en este lugar, el altar de plata está consagrado a la Virgen.

La llegada de un gran número de peregrinos hizo que la Santa Casa fuera rodeada en 1661 por dos claustros que los pudieran albergar. En el primer piso de este claustro se expone el Tesoro del Loreto, que tiene como pieza principal una obra llamada “El Sol de Praga”. Se trata de una espectacular custodia diseñada por Fischer von Erlach en el siglo XVII, bañada en oro y con 6.222 diamantes incrustados.

En 1721 se añadió una fachada de estilo rococó construida por Crystoph Dientzenhofer. Su hijo, Kilian Ignaz, es el autor de la terraza que completa la fachada. En su centro podrás ver un campanario coronado por un bulbo. La torre acoge un carrillón construido a finales del siglo XVII con el metal fundido de otras 30 campanas. La entrada está ornamentada con estatuas de San José y San Juan Bautista, obra de Quitainer.

El santuario del Loreto aumentó aún más con la iglesia de la Natividad, construida en 1734. Es un edificio de estilo barroco con el sello de los arquitectos Dientzenhofer. Los altares están adornados con cuadros rococó del maestro Antonín Kern. Los frescos del coro y de la nave contrastan con las siniestras reliquias que se conservan aquí. En los muros de la Iglesia de la Natividad, encontrarás antiguos esqueletos cubiertos con máscaras mortuorias de cera.

En la esquina sureste del claustro está la Capilla de Nuestra Señora de los Dolores. En esta capilla hay un altar dedicado a Santa Wilgeforte.

La leyenda cuenta que el padre de Wilgeforte quería obligarla a casarse con un pagano. Wilgeforte rogó a Dios que lo evitara y Dios respondió a sus súplicas haciendo que le creciera una tupida barba, por lo que el futuro marido la rechazó. Wilgeforte logró escapar del matrimonio, no así de la ira de su padre, que mandó crucificarla. Su historia es idéntica a la de la santa Starosta, de origen checo. Aunque pueda resultar chocante, en un lugar tan consagrado al culto de lo mágico como Nuestra Señora de Loreto, no te sorprenda que se dedique un altar a santas como la pobre Wilgeforte.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO