ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Avenida Nacional (Narodni)

Avenida Nacional (Narodni) (54)

Entre la iglesia de Nuestra Señora de las Nieves y el Moldava discurre la avenida Nacional, un animado y bullicioso paseo lleno rincones repletos de historia.

La avenida Nacional fue abierta en 1781 sobre lo que antes era el foso defensivo de Praga. El primer nombre de esta calle era Ferdinandstrasse, en alemán, pero toma nota también de su nombre en checo, que es Národní Trída.

Este paseo, ubicado en la frontera entre las ciudades Vieja y Nueva, fue el preferido por la burguesía praguense en los siglos XIX y principios del XX. Aquí acudían los señores y las damas para ver y hacerse ver y también para realizar sus compras y comentar los últimos rumores de las altas esferas de la ciudad. En sus prestigiosos cafés, las tertulias de los escritores y los artistas sólo se interrumpían ocasionalmente para acudir a alguno de los espectáculos teatrales de la zona.

En la avenida Nacional podrás visitar la iglesia de Santa Úrsula, un hermoso templo barroco construido a principios del siglo XVIII por Marcantonio Canevale. Junto a su entrada hay un conjunto escultórico de San Juan Nepomuceno, realizado por Ignaz Franz Platzer.

Este templo pertenece al convento de las ursulinas, creado por el mismo autor unas décadas antes. Se trata de una iglesia particularmente luminosa y amplia. Destacan en ella las pinturas barrocas de los altares y “La asunción de la Virgen”, un cuadro barroco de Peter Brandl. También se encuentran algunas estatuas de Frantisek Preiss, como la de San Judas Tadeo y las del altar mayor. 

Una vez hayas visitado la iglesia y sobre todo si eres un amante del buen vino, no dejes de detenerte en el llamado Restaurante del Convento.

Por su parte, los grandes almacenes Tesco aportan la nota moderna a la avenida Nacional con su estructura de cemento armado y sus paneles de aluminio y cristal. El edificio fue desarrollado en 1970 por Sial 02, un grupo de arquitectos formado por Miroslav Masák, Johnny Eisler y Martin Rajnis. La finca fue adquirida por la empresa europea Tesco después de la Revolución de Terciopelo en 1989.

Frente a los almacenes Tesco, la editorial infantil Albatros alberga hoy una caja de ahorros. Antiguamente hubo aquí un edificio neoclásico donde estaba ubicado el Café Union. En él, artistas y científicos de principios del siglo XX celebraban sus tertulias y sus reuniones.

Las construcciones de los números 7 y 9 de la avenida Nacional se deben al arquitecto Osval Polívka. Los antiguos Seguros Praga, en el número 7, fue un encargo de la empresa aseguradora para quien Polívka realizó un edificio en estilo secesión. En la fachada puedes ver esculturas de Ladislav Saloun que representan las tres edades del hombre.

Por otro lado, Osval Polívka realizó en 1910 la Casa Topíc en el número 9 de la avenida. Esta finca perteneció a un famoso editor que publicó a los grandes autores europeos de principios del siglo XX.

En el número 16, el arquitecto Kanka creó en 1730 el edificio barroco que hoy lleva su nombre. Su hermosa fachada con ornamentos de estuco luce una placa negra que recuerda la manifestación que daría lugar a la Revolución de Terciopelo a finales de 1989. Como ves, casi todo en esta calle tiene un pedazo de la historia de Praga.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO