ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Casa Municipal (Obecní Dum)

Casa Municipal (Obecní Dum) (12)

Visitar la Casa Municipal de Praga es como ver una exposición del modernismo checo en todo su esplendor. En este edificio trabajaron los mejores artistas de su época y construyeron un centro cultural que diera prestigio a la ciudad. Nombres como Mucha, Maratka o Ales se suceden en la lista de quienes trabajaron aquí. 

La Casa Municipal está situada en el mismo lugar donde antes se encontraba el Palacio de la Corte Real. Los reyes vivieron aquí entre los siglos XIV y XV, pero lo abandonaron al sentirse amenazados por las revueltas ciudadanas. Los restos del palacio sirvieron como seminario y después como escuela militar.

A principios del siglo XX, lo que quedaba del edificio fue derruido y se construyó el nuevo centro cultural que se terminó en 1911.

Las autoridades se encontraron con un problema, ya que el solar donde iban a edificar era de forma irregular y tenían que asegurarse que el arquitecto elegido diseñara un edificio a la altura de las circunstancias. Además, los miembros del jurado encargados de elegirlo no se ponían de acuerdo. Al final optaron por una decisión salomónica: adjudicaron el exterior a Antonín Balsánek y el interior a Osval Polívka. La idea podría no haber funcionado... pero funcionó, ya que los entendidos consideran que el edificio tiene un estilo bastante unitario.

La fachada del Centro Municipal da a la plaza de la República con una rotonda central. Para la decoración se utilizaron elementos tradicionales pero los adaptaron al gusto de la época, dejando en el aire un estilo neobarroco. La fachada está coronada por un mosaico semicircular de Karel Spillar, titulado “Homenaje a Praga”.

El edificio es la sede de servicios municipales y también de actos de la vida cultural praguense. Cuenta además con salas de reuniones, de exposiciones y de conciertos. La auténtica joya del suntuoso edificio es la Sala Smetana, con su impresionante cúpula de cristal. Es la principal sala de conciertos de la ciudad, aunque en ocasiones se ha utilizado como sala de baile.

En la decoración no se escatimó en materiales ni en recursos y las autoridades llamaron a los mejores de la época para ornamentar el interior. En el despacho del alcalde se puede admirar el toque de Alphonse Mucha en una obra sobre Praga.

Precisamente el carácter de Alphonse Mucha trajo algunos quebraderos de cabeza a los responsables del proyecto. Después del éxito de sus obras en París, Mucha pretendía encargarse él solo de toda la decoración de la Casa Municipal. Sus colegas en el mundo del arte le reprocharon la actitud y acabaron interviniendo también. Así pues, al nombre de Mucha hay que sumarle el de otros como Mikulás Ales, Karel Spillar, Jan Preisler o Max Svabinsky y el de escultores como Maratka, Bohumil Kafka, Frantisek Uprka o Ladislav Saloun. Sus distintos estilos, que van de los motivos vegetales a las líneas geométricas, armonizan bien en todo el edificio.

Al final todo su esfuerzo no quedó compensado como estos artistas debían de esperar. El Centro Municipal se inauguró en 1912 y, para entonces, el estilo modernista que lo inunda había pasado de moda, dando paso al cubismo y el racionalismo.

En este Centro se vivió otro momento crucial de la historia reciente, al proclamarse aquí el nuevo estado independiente de Checoslovaquia el 28 de octubre de 1918.

Para hacerte una idea de cómo es el Centro Municipal, bastará con que te detengas un rato en su histórico café de estilo art nouveau. Si eres aficionado a la música clásica, aquí mismo podrás comprar entradas para ver a la Orquesta Filarmónica checa.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO