ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Plaza de la Ciudad Vieja (Old Town Square)

Plaza de la Ciudad Vieja (Old Town Square) (8)

La plaza de la Ciudad Vieja de Praga se considera una de las más hermosas de Europa. Inicialmente fue un espacio donde mercaderes y comerciantes vendían sus productos. Con el tiempo se ha convertido en uno de los principales lugares turísticos de la ciudad y en punto de encuentro y de ocio para los jóvenes praguenses.

En esta plaza se han vivido algunos de los acontecimientos históricos más importantes de la historia de la ciudad. Por ejemplo, en este lugar fue coronado el rey Carlos IV en 1346, que más tarde encargaría la construcción del puente que hoy lleva su nombre. En 1621, se ejecutó a los líderes husitas después de la victoria católica en la batalla de la Montaña Blanca. Las cabezas de los ejecutados colgaron durante diez años del puente de Carlos sin recibir sepultura.

En 1945, a finales de la Segunda Guerra Mundial, esta plaza fue el escenario de una sangrienta batalla que enfrentó a los nazis contra los partisanos. Los nazis hicieron estallar parte del Ayuntamiento, suponiendo que allí se escondían los miembros de la Resistencia. La parte destruida nunca se reconstruyó.

En 1948, el líder Klement Gottwald se dirigió a las multitudes desde el Palacio Golz-Kinský y proclamó la victoria del comunismo de estilo soviético. A partir de 1968 se convirtió en un punto importante de reunión de la juventud praguense.

El Ayuntamiento de la Ciudad Vieja cuenta con varios edificios y una torre de más de 60 metros. Uno de sus mayores atractivos turísticos es el reloj astronómico, donde cada hora aparecen una detrás de otra varias figuras que representan a los Apóstoles y a la Muerte.

En la plaza conviven y se mezclan corrientes artísticas muy variadas pero todos los edificios tienen en común la riqueza de sus estilos y un excelente estado de conservación. No en vano esta plaza ha sido históricamente el lugar de residencia de las familias más ricas y distinguidas de la ciudad.

De esta manera, podemos ver en un mismo espacio portales góticos, fachadas barrocas, arquitectura renacentista y detalles modernistas. La mayoría de las casas son de origen románico y gótico y algunas de ellas se levantan sobre sótanos abovedados romanos. El barroco es el estilo dominante de todo el conjunto aunque podrás encontrar muchos detalles renacentistas y góticos, como los pórticos.

En el lado norte de la plaza de la Ciudad Vieja se puede visitar la Iglesia de San Nicolás, del arquitecto barroco Kilian Ignaz Dientzenhofer. A lo largo de su historia ha tenido usos diversos: desde iglesia parroquial a iglesia benedictina, capilla de la guarnición y sala de conciertos.

Cerca está el edificio del Ministerio de Desarrollo Local, obra del arquitecto Osval Polívka en 1898. Es de estilo art nouveau y en lo alto de su fachada tiene estatuas que representan a un bombero local. Los edificios que están a su lado son de estilo neobarroco.

En el lado este de la plaza está el Palacio Golz-Kinský, de origen gótico y estilo rococó. El escritor Franz Kafka estudió aquí entre 1893 y 1901.

También en el lado este se encuentra la Casa de la Campana de Piedra, llamada así por una pequeña escultura en una de sus esquinas. Es un antiguo palacio medieval del siglo XIV.

La Iglesia de Nuestra Señora de Týn, con sus dos torres de más de 80 metros de altura y su Virgen de oro macizo, ofrece una de las estampas más típicas de Praga.

En el lado sur hay numerosas casas que sorprenden al visitante tanto por sus detalles arquitectónicos como por sus nombres curiosos. Así, encontrarás la Casa del Gallo, que alberga la oficina de información turística, la Casa de las Cigüeñas, con un museo dedicado a Kafka, o la Casa del Pobre Diablo, con las bóvedas románicas originales.

La Casa Storch es un edificio del Renacimiento también conocido como Casa de la Virgen de Piedra. En su fachada hay una pintura de San Wenceslao a caballo, obra del modernista Mikulás Ales a finales del siglo XIX.

La Casa del Carnero de Piedra es también conocida como Casa del Unicornio, porque en su fachada hay un relieve del siglo XVI que muestra una doncella con un carnero de un solo cuerno. Su pórtico es de 1520. Durante algún tiempo Franz Kafka frecuentó la tertulia literaria de Berta Fanta, que se celebraba en esta casa. La Casa de la Mesa de Piedra, del siglo XIV, está a su lado.

También se puede contemplar la Casa del Unicornio de Oro, en la esquina de la calle Zelezná. Está construida sobre un sótano románico y reconstruida posteriormente en la época gótica. En la fachada hay detalles de estilo barroco.

La Casa del Zorro Rojo es un edificio románico con fachada barroca. Tiene una escultura dorada de la Virgen y el Niño.

La Casa Ochs, también llamada del Buey y la Estrella Azul, tiene una estatua de San Antonio de Padua del siglo XVIII.

La Casa “Al Minuto” tiene cimientos góticos y fachada renacentista del siglo XVII. En su exterior se ven esgrafiados que reproducen escenas bíblicas y mitológicas.

En el centro de la Plaza hay un monumento dedicado a la figura de Jan Hus, el religioso que murió en la hoguera condenado por sus ideas reformistas. Jan Hus es un auténtico símbolo de la identidad nacional. La inauguración de este monumento, en 1915, conmemora el quinto centenario de la muerte de Jan Hus. Dio lugar a violentas revueltas callejeras contra la dinastía de los Habsburgo y la iglesia católica. El grupo escultórico de bronce es obra de Ladislav Saloun y recuerda por su fuerza expresiva a las del francés Auguste Rodin.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO