ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Centro de Arte Moderno y Contemporáneo (Sbirka Moderního a Soucasneho Umení)

Centro de Arte Moderno y Contemporáneo (Sbirka Moderního a Soucasneho Umení) (20)

El Palacio Veletrzní es un antiguo palacio ferial que actualmente acoge la colección de arte moderno y contemporáneo del Museo Nacional. El edificio, según el diseño de Oldrich Tyl y Joseph Fuchs, se construyó entre 1925 y 1929 y con su elegante estructura de cristal y hormigón es un buen ejemplo de arquitectura racionalista.

En 1974, parte de la estructura de este palacio fue pasto de las llamas en un gran incendio y tuvo que ser reconstruida. Desde su restauración, a mediados de los años 90, alberga una nutrida representación de los mejores artistas de los siglos XIX y XX. No faltan obras de Picasso, Van Gogh o Gauguin, por citar sólo algunos nombres.

Tómate tu tiempo para pasear relajadamente por las espaciosas salas bañadas de luz natural, porque aquí están expuestas algunas muestras de las principales corrientes artísticas europeas de nuestra época: expresionismo, cubismo o surrealismo son sólo algunas de las tendencias que tienen aquí su reflejo.

Especialmente destacable es el fondo de arte francés de este centro, con obras de Delacroix, Courbet, Rodin, Braque o Matisse.

Pero no sólo hay pintura en el Centro de Arte Moderno y Contemporáneo: la arquitectura, la fotografía o el dibujo también tienen su lugar.

Capítulo aparte es el de la escultura. Se muestran aquí obras de Arístides Maillol o Frantisek Bílek. Una de las piezas más curiosas que verás en este centro es la escultura llamada “Torso”, del año 1936. Es obra del checo Zdenek Pesanek, abanderado del arte cinético que explora en esta obra las relaciones de la escultura con las luces de neón. Una combinación francamente curiosa, puedes estar seguro.

El Centro de Arte Moderno y Contemporáneo no olvida a los artistas checos, de cuyas obras hace extensas monografías. No dejes de acercarte a ver el hermoso cuadro “Atardecer en Hradcany”, obra de Jakub Schikaneder de principios del siglo XX. Su autor ha sabido recrear en su atmósfera parte de la magia del crepúsculo praguense.

También verás obras del modernista Mikulas Ales o de Jan Zrzavy, destacado representante del arte moderno checo.

Si eres de los que sabe apreciar el arte moderno y disfruta con sus particularidades, no dejes de visitar la pintura “Gran comida” de Mikulas Medek, un artista que recorrió con su trayectoria el camino que media entre el surrealismo y el arte abstracto.

Una última recomendación es que visites el cuadro “La virgen”, una de las obras más conocidas de Gustav Klimt y una de las más vivas muestras de su estilo cromático, rico y abigarrado.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO