ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Sinagoga Vieja-Nueva (Staronová Synagóga)

Sinagoga Vieja-Nueva (Staronová Synagóga) (25)

El curioso nombre de la sinagoga Vieja-Nueva plantea algunos interrogantes. Hay quien sostiene que este lugar se llamó primero Nueva Escuela y que al construirse otros edificios religiosos posteriormente pasaría a llamarse Vieja-Nueva. En cambio, otros creen que su nombre proviene del hebreo “altnai”, que significa “provisional” y que en alemán se pronuncia “altneu”, literalmente “viejo-nuevo”. En cualquier caso, lo que nadie pone en duda es que ésta fue la primera sinagoga de Praga y uno de los primeros edificios del barrio judío, además de su centro.

La sinagoga Vieja-Nueva fue edificada entre los años 1270 y 1275 y es uno de los primeros edificios góticos de Praga. Al no encontrarse rodeada de casas, durante siglos ha sobrevivido a casi todos los principales incendios del barrio judío. Entre sus muros los habitantes del gueto buscaron refugio durante las persecuciones de las que eran objeto. Algo mágico debe de tener la sinagoga Vieja-Nueva, porque incluso sobrevivió a la demolición del gueto en el siglo XIX.

En 1920 y después en 1960, la sinagoga fue reformada y restaurada. Aún hoy sigue siendo uno de los centros religiosos más importantes de la ciudad, incluso durante el período comunista.

En el exterior, sobre la puerta de acceso a la sinagoga, podrás ver un magnífico tímpano gótico esculpido en piedra con motivos vegetales. Se trata de una obra de gran antigüedad, ya que se remonta al siglo XIII.

El interior de la sinagoga se distribuye entre dos naves con tres bóvedas cada una que a su vez descansan sobre dos fuertes pilares de forma octogonal. La nave derecha está decorada con candelabros de bronce.

Aquí cuelga el estandarte de los judíos de Praga, donde figura una estrella de David con el sombrero que los habitantes del gueto tenían que llevar en el siglo XIV.

También verás el lugar más sagrado del templo, que es el arca donde se guardan los rollos de la Torá. Al fondo se encuentra la silla de madera donde solía sentarse el rabino Löw en el siglo XVI, bajo el signo de la estrella de David. Löw fue el rabino jefe de este templo.

De hecho, la leyenda dice que los restos del Golem se encuentran en esta sinagoga. Aquí es donde el mismo rabino Löw los habría escondido después de que el Golem hubiera enloquecido y se hubiera rebelado en contra de su amo. Si quieres comprobarlo tú mismo, no tienes más que acercarte y echar un vistazo por la sinagoga Vieja-Nueva.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO