ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Barrio de Santa Cruz

Barrio de Santa Cruz (9)

Estás en uno de los barrios más importantes de Sevilla. Así que lo mejor es que te adentres en él sin prisas, para disfrutar de sus casas encaladas, sus patios repletos de flores, las estrechas y suntuosas calles y, sobre todo, sus leyendas y recuerdos. Y es que el barrio de Santa Cruz es uno de los más pintorescos de la capital andaluza, y transmite a sus visitantes un gran encanto y belleza.

El barrio tiene su origen en la antigua Judería sevillana, ya que cuando el rey Fernando III conquistó la ciudad, se concentró en Sevilla la más importante comunidad judía de España. Y lo que te encontrarás aquí es un laberinto formado por estrechas calles y callejones, construidas así para crear corrientes de aire fresco y librarse del abrasador sol del verano sevillano.

Te recomendamos que entres al barrio por el llamado Callejón de los suspiros y camines por la calle de la Judería hasta llegar a lo que se conoce como Las Cadenas. Estas cadenas se ubicaron aquí para impedir el paso de los carruajes, y existe un dicho según el cual si alguien pasa por encima de ellas, nunca se casará. 

A continuación, llegarás al Callejón del Agua, llamado así por el agua que discurría por el muro del alcázar. Verás que a esta callejuela dan numerosos patios cubiertos de flores y plantas y, como curiosidad, en el número 2 de esta calle vivió el escritor Washington Irving. 

Más adelante encontrarás la Plaza de Doña Elvira, sitio donde se ubicaba un famoso corral de comedias en el cual empezaron personajes como Lope de Rueda. Cerca de este lugar está el Hospital de los Venerables Sacerdotes, fundado en el año 1675 por Justino de Neve. Se trata de una residencia del siglo XVII donde encontrarás una espléndida iglesia barroca restaurada. Entre el patrimonio de este templo hallarás obras de Valdés Leal, Alonso Cano, Pedro Roldán y hasta dos bronces de Rubens. 

Más tarde, si te encaminas hacia la calle Santa Teresa, tendrás la oportunidad de visitar la Casa Museo de Murillo, último hogar del pintor, que falleció tras caerse de un andamio mientras trabajaba en una de sus obras. Justo enfrente está el Convento de San José, también llamado de “Las Teresas”, ya que aquí es el lugar en el que se instalaron las carmelitas. En su interior puedes contemplar algunas reliquias de la santa.

Pasa también por la plaza de los Refinadores, donde está la estatua de bronce de Don Juan, personaje famoso especialmente gracias a la conocida ópera de Mozart. Y detente después en la Plaza de Santa Cruz, donde verás que en el centro destaca una cruz de hierro forjado, hecha en el año 1692 por Sebastián Conde. Esta plaza, además, es la que da nombre a todo el barrio. 

Pero recuerda que la zona no sólo es conocida por todo lo que hemos mencionado con anterioridad, sino también por sus tiendas y sus magníficos bares y restaurantes, sobre todo la calle Mateos Gago Así que no dudes en entrar en cualquiera de sus locales y degustar sus deliciosas y típicas tapas.  

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO