ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Casa de Pilatos

Casa de Pilatos (17)

La Casa de Pilatos es el ejemplo más sobresaliente de palacio del siglo XVI y el más suntuoso que puedes visitar en Sevilla tras los Reales Alcázares. El palacio fue mandado construir en el siglo XV por Don Pedro Enríquez y su esposa Catalina de Ribera, aunque la mayor parte corrió a cargo de su hijo Don Fabrique, primer marqués de Tarifa. Fue él quien, tras un viaje realizado en 1518 por toda Europa y Tierra Santa, regresó enamorado de la arquitectura del Renacimiento italiano. Precisamente por este motivo el palacio recibe el nombre de Casa de Pilatos, ya que se cree que está inspirado en la residencia que tenía Poncio Pilatos en Jerusalén. Aunque también se cree que el nombre le viene dado porque junto a su puerta, durante la celebración del Vía crucis, era donde Cristo era juzgado en casa de Poncio Pilatos y  los sevillanos comenzaron a llamar al edificio "La Casa de Pilatos".

El palacio es una manifestación de diferentes estilos, donde se mezclan el gótico, el mudéjar o el renacentista. De todos los elementos que aquí encontrarás, te destacamos unos cuantos. En primer lugar, su fachada de mármol, realizada en Génova en el año 1529. Una vez en su interior, lo primero que verás es el patio principal, de estilo mudéjar. Observarás que este patio está rodeado por una serie de arcos irregulares y que en su centro se alza una fuente importada también de Génova. Además, en él hay una serie de esculturas que representan a las diosas Minerva, Atenea y Ceres, así como una estatua de una musa danzante. En las galerías bajas, podrás descubrir veinticuatro bustos de emperadores romanos. 

A la derecha, cruzando el salón del Pretorio, con magníficos artesonados y trabajos de marquetería, se llega al corredor de Zaquizamí con diversos objetos arqueológicos, y más adelante está el Jardín Chico con una alberca decorada con el dios Baco en bronce, destacamos los zócalos y las magníficas rejas platerescas.

Otros elementos destacados son el Salón Dorado y el Salón de Descanso de los Jueces, que conserva el zócalo de azulejos y el friso de yesería. Y, sobretodo, fíjate en la hermosa escalera que lleva al piso superior y que está considerada una verdadera obra de arte realizada por Cristóbal Sánchez.. Las salas superiores no suelen estar abiertas al público, pero en ellas se exhiben obras de artistas tan importantes como Pacheco, Ribera o Zurbarán.

Por ejemplo la sala que se encuentra en el ala izquierda del torreón se cubre con un techo adornado por pinturas realizadas por Fco. Pacheco en 1.604, que representan la apoteosis de Hércules.

Actualmente, el palacio es la residencia habitual de los duques de Medinaceli. Además, como curiosidad, quizá el lugar te suene de haberlo visto en algunas películas, ya que aquí se filmaron escenas de “Misión: Imposible II”, “Lawrence de Arabia” o “El reino de los cielos”, de Ridley Scott. 

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO