ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Iglesia del Salvador

Iglesia del Salvador (15)

La del Salvador es, después de la Catedral, la iglesia más grande de la ciudad. Y, aunque en su patio pueden apreciarse resquicios de la época romana y visigoda, fue levantada sobre los restos de Ibn Adabbas, Mezquita Mayor de la Sevilla musulmana erigida en el siglo IX. Cuando los cristianos reconquistaron la ciudad, a pesar de permitir en un principio su uso musulmán, en el año 1340 decidieron convertirla en la parroquia del Salvador.

Tras sucesivos terremotos, el antiguo templo quedó muy dañado, así que en el año 1671 se comenzó un largo proceso de reconstrucción que duraría hasta 1712.

Su fachada principal está compuesta por tres portadas. En la central ángeles sostienen el escudo del "Agnus Dei" y símbolos del reinado de Cristo. En las laterales bustos de los santos Pedro y Pablo. En las fachadas laterales se encuentra la Cruz de las Culebras, cruz que presidía el cementerio de la parroquia y un retablo cerámico del "Santo Cristo del Amor", obra de Enrique Mármol Rodrigo de 1930.

El templo, de estilo barroco, tiene planta rectangular y está dividido en tres naves distribuidas en cuatro tramos, siendo los soportes, pilares cuadrangulares con columnas adosadas.

Famosa por su espléndido patrimonio de imágenes.

En su interior encontrarás piezas de gran valor y belleza como su retablo mayor “la Transfiguración de Cristo”, situado sobre el altar mayor, es una de las obras más monumentales y representativas del barroco sevillano, obra de Cayetano de Acosta al igual que el colosal retablo que podrás ver en la  capilla Sacramental, ambos empezó a realizarlos en 1770. Precisamente en esta hermosa capilla presidida por un altar de plata podrás apreciar la famosa talla  “El Cristo de la Pasión” de Martínez Montañés, realizada en 1619 aproximadamente, pertenece a la Hermandad de la Pasión y sale en procesión la tarde del Jueves Santo.

En la nave derecha en un retablo moderno se encuentran las imágenes de la Hermandad  del Cristo del Amor, destaca el  “El Cristo del amor” de Juan de Mesa realizado entre 1618 y 1620, esta imagen sale en procesión el Domingo de Ramos. A esta misma hermandad pertenece el popular paso de la borriquita, representando la entrada en Jerusalen, es una talla muy querida además inaugura la Semana Santa en Sevilla .

También puedes apreciar el monumental retablo de la Virgen de las Aguas, obra de José Maestre en 1724,  con la virgen de la segunda mitad del siglo 13, aunque fue modificada en el siglo 17, época que data el Niño que sostiene. El Retablo de la “Virgen Milagrosa” de estilo neoclásico del siglo 14, el Retablo del “Cristo de los Afligidos” obra barroca de Gaspar Gines datado en 1635, o apreciar el impresionante órgano neoclásico. 

En el extremo noroeste encontrarás una puerta que te llevará a la capilla de los Desamparados, que tiene una gran decoración de estuco y azulejos obra de Sebastián Ramos, así como el patio árabe. 

El campanario se alza sobre los restos del antiguo minarete, una de las pocas cosas que se conservan de la anterior mezquita. Además, como curiosidad, en El Salvador puedes hallar al único campanero descendiente de la larga estirpe de los Mendoza, famosos a causa de las competiciones de repiqueteos malabaristas. Estas competiciones consistían en subirse a la campana y girar con ella 360 grados cuantas más veces se pudiera.

En el exterior de la iglesia está la Plaza del Salvador, donde puedes ver una estatua del escultor Martínez Montañés. Esta plaza es, además, uno de los lugares de reunión de los jóvenes sevillanos alrededor de los múltiples bares de tapeo. 

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO