ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Monasterio de San Clemente

Monasterio de San Clemente (50)

He aquí otro de los muchos monasterios que pueblan la capital andaluza. En este caso, el Monasterio de San Clemente fue fundado en el año 1248 por Fernando III el Santo, quien entró con sus tropas en la ciudad de Sevilla un 23 de noviembre, festividad de San Clemente. Y es por este motivo que decidió construir un monasterio dedicado al Pontífice. Asimismo, también resolvió que fuera la orden femenina del Císter quien ocupara este nuevo templo. 

Verás que arquitectónicamente se trata de un edificio muy heterogéneo, pues mezcla estilos que van desde los propios del siglo XIII a los del siglo XVIII. Tras sus muros, hay un claustro con palmeras y naranjos, así como una arquería con una entrada lateral a la iglesia.

Una vez en el interior, comprobarás que la nave del templo está cubierta por un espléndido artesonado de estilo mudéjar. Y presta también atención a los magníficos azulejos de 1558 que hallarás en la parte inferior.

Pero una de las mayores joyas de este lugar es el retablo mayor ideado por Felipe de Rivas, que está considerado una de las mejores creaciones barrocas sevillanas. 

Igualmente importante es la obra de orfebrería que posee esta iglesia. En este aspecto destacan el salero de San Fernando o la lámpara de bronce de Beatriz de Castilla, de origen medieval, así como la Custodia del siglo XIX que preside la Procesión Eucarística de San Julián desde el año 2003.

Además, presta también atención a los hermosos frescos de principios del siglo 18, obra de Valdés Leal y de su hijo, Lucas Valdés. En la entrada verás uno que representa “la entrada triunfal de san fernando en sevilla”.

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO