ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Plaza de la Alfalfa

Plaza de la Alfalfa (16)

Esta pequeña y arbolada plaza situada en pleno corazón de Sevilla recibe este nombre debido a que en otros tiempos fue un mercado de heno. Con el transcurrir de los años y los hechos históricos que han sucedido en ella, ha ido sufriendo varios cambios de denominación. Sin embargo, estos cambios no han afectado a su nombre popular, pues desde que se recuerda, todo el mundo la ha llamado Plaza de la Alfalfa, independientemente del nombre que rezase en el rótulo.

Si te paseas por aquí un domingo por la mañana te encontrarás con pájaros, peces, tortugas, gusanos de seda... y es que se celebra un mercado de animales. De hecho, este mercado tiene especial importancia, ya que está considerado el más antiguo de este tipo de los que se celebran en Europa. En sus últimos tiempos la variedad de animales que puedes encontrar es enorme, desde los más comunes, hasta los más exóticos, aunque también se ponen a la venta accesorios, alimentos y toda clase de utensilios para un buen mantenimiento y cuidado de las mascotas.

Además, si das un pequeño paseo por los alrededores de la plaza también hallarás la iglesia de San Isidoro, que data del siglo 14. La reconocerás por su pórtico, coronado por una estrella mudéjar, y en su interior destacamos el retablo mayor obra de Felipe del Castillo en 1752 presidido por el lienzo “Transito de San Isidoro”, obra de Juan de Róelas de 1613. 

Y en la capilla de la “Hermandad de las Tres Caídas”, el retablo de estilo barroco del siglo 18, con su querido Nazareno obra de Ruiz Gijón en 1687 y flanqueado por “San Isidoro” y “San Leandro”, esculturas de Cesáreo Ramos de 1805. En un lateral de la capilla de esta hermandad se encuentra una hornacina donde se aloja “Simón Cirineo”, talla que acompaña al Nazareno en procesión realizada también por Ruiz Gijón en 1687. 

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO