ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Historia

Historia (1A)

Según una antigua leyenda, Siena fue fundada por Asquio y Senio, hijos de Remo, uno de los míticos fundadores de Roma. Por eso, si eres observador, podrás encontrar numerosas estatuas y otras representaciones de una loba amamantando a dos niños, los pequeños Rómulo y Remo.

Más allá del mito, sabemos que el tiempos del Imperio Romano la ciudad fue conocida como Sena Julia, aunque mucho antes, desde el siglo IX antes de Cristo, otra civilización estaba aquí: los etruscos. Fueron ellos quienes, por ejemplo, implantaron modernos sistemas de riego y convirtieron en fértiles unas tierras que hasta entonces estaban sin ser cultivadas. 

Como otras muchas ciudades de la Toscana fundadas en aquella época, Siena se asienta sobre colinas para ser estratégicamente de fácil defensa, pero su situación alejada de las calzadas romanas hizo que no prosperara tan rápidamente como otras ciudades vecinas. Y es que, por ejemplo, hasta el cristianismo tardó en llegar aquí. No fue hasta el siglo IV.

El desarrollo de Siena tuvo que esperar a la invasión lombarda del siglo VI, ya que, entre otras cosas, se rehicieron los caminos por quedar demasiado expuestos a los ataques bizantinos. De esta forma, desde que las nuevas rutas pasaran por Siena, la ciudad comenzó una etapa de gran expansión comercial. Y es que incluso los peregrinos que viajaban a Roma, paraban aquí.

Ya en 774 los lombardos se rindieron a Carlomagno y más tarde, en 1115, tras la muerte de Matilde y la caída de la Marca de Toscana, en 1125 se acabó por instaurar la República de Siena, estado no reconocido por el Sacro Imperio Romano hasta 1186. La Marca Toscana se formaba de varios condados y era una marca fronteriza dentro del Reino de Italia carolingio, que limitaba al sur y este con los Estados Pontificios y con el Reino de Italia al norte. Fue a partir de entonces, cuando Siena, como capital de la república, se convirtió en la rival más temida de Florencia. De hecho, el período más próspero de Siena fue durante el siglo XIII, época en la que se construyeron los principales edificios de la ciudad, como el Duomo o el Palacio Municipal.

Desgraciadamente fue poco más tarde, en 1348, cuando la peste negra asoló Siena, causando la muerte de un tercio de la población, hecho que marcó el inicio del declive de la ciudad.

Un declive que se acusó cuando, ya en el siglo XVI, Siena confió su defensa a Piero Strozzi y, a pesar de ser familiar de los Médici, estuvo enfrentado a ellos y fue derrotado en la batalla de Marciano en 1554 frente al ducado de Florencia. Tras 18 meses de asedio y numerosísimas bajas, se rindió a Florencia el 17 de abril de 1555 y de este modo desapareció la República de Siena.

Tras la victoria florentina, estos frenaron e impidieron el desarrollo de Siena. Es por ello que en tu visita podrás comprobar que la ciudad parece estancada en su esplendorosa época medieval del siglo XIII y XIV, con todos sus edificios perfectamente conservados.

Incluso su festividad más importante y conocida mundialmente es una celebración puramente medieval. Quizás por todo ello, Siena es para muchos la ciudad medieval más hermosa de toda Italia.

Buy your tickets now! No printing, no waiting!

Siena Pass

Siena Pass

Buy now Un pase para el complejo de la Catedral de Siena
Duomo de San Gimignano

Duomo de San Gimignano

Buy now ¡Observa los frescos originales del siglo XIII!
Museos Cívicos de San Gimignano

Museos Cívicos de San Gimignano

Buy now Pase de 2 días al complejo de los Museos Cívicos

Find out more about our project I want more!

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO