ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Abdul Gaffoor Mosque

Abdul Gaffoor Mosque (10)

Little India es un barrio precioso donde además de tiendas y restaurantes se hallan bellos e importantes centros de culto como la mezquita Abdul Gaffor, también conocida como la mezquita de Dunlop Street o la mezquita india. Si hoy no es viernes, estás de suerte. Si no, te recomendamos que regreses a este lugar en ese día de la semana para conocer un poco mejor la vida de la comunidad islámica de Singapur, ya que acuden muchos más fieles a esta zona.

Como ves, el complejo ocupa casi 2.500 metros cuadrados y no solo alberga un mezquita, sino un gran número de shophouses, o casas-tienda, que dan aún más vida al lugar. Es un marco incomparable donde, además de mucha espiritualidad, se vive un agitado día a día. De alguna forma, su arquitectura general es similar a las mezquitas que se encuentran en la india musulmana, donde mezclan ciertos detalles de los templos hindús como el incluir tiendas dentro del centro de culto.

El exterior es blanco con detalles en crema y verde, lo que dota al edificio de gran personalidad y colorido. De lejos destacan sus bonitos minaretes y pequeños pilares con lunas lanzadas al cielo y sus paredes llenas de estrellas. En el frente de la mezquita, tras dejar tu calzado fuera y subir 6 escalones, unos bonitos arcos moriscos de cinco hojas te dan la bienvenida. Más arriba, en el frontón, brillan unas delicadas caligrafías arabescas, además de la representación de un sol con 25 rayos, también trabajados con caligrafía, que simbolizan 25 profetas del islam. No te olvides que este es un lugar de culto, por lo que si quieres entrar has de vestir adecuadamente, es decir, nada de pantalones ni falda corta y nada de blusas sin manga, ya hay que cubrirse hombros y tobillos.

Una vez dentro, sorprende la gran luminosidad de la sala de rezos principal que, además de estar abierta al exterior por sus lados mediante arcos, balcones y vidrieras, se nutre de luz natural a través de una bella cúpula de cristal que, a su vez, crea bonitos juegos de colores en la espectacular araña que cuelga de ella. Te recomendamos ser siempre respetuoso y que te tomes tu tiempo para observar con tranquilidad como se desarrolla la vida espiritual aquí dentro.

En un principio, en el siglo XIX, aquí había una estructura de madera levantada por Shaik Abdul Gaffoor, entre otros. A medida que la población india musulmana aumentaba, el espacio quedó anticuado y pequeño con lo que se decidió erigir la estructura actual, cuyas obras se finalizaron a principios del siglo XX. Como puedes ver la estructura es tan importante que fue declarada monumento nacional en 1977 y hace pocos años, en 2003, sufrió una importante restauración. Y hoy esta mezquita puede dar cabida hasta 4.000 fieles.

Shaikh Abdul Gaffoor fue un indio tamil musulmán que trabajaba como secretario judicial de una firma de abogados y fue el máximo responsable de la construcción de la mezquita y las shophouses de alrededor, que con el tiempo han sido las verdaderas financieras de la mezquita y la actividad de la comunidad musulmana de la zona.

Para completar la visita, te recomendamos que te acerques a una pequeña y amable tiendecita que vende aperitivos indios, situada justo detrás de la mezquita. Pídete unas samosas, que son unas empanadillas triangulares rellenas de guisantes y patata u otros vegetales, siempre aderezadas con curry, claro. Sino, opta por unas vadas, un tentenpié salado, normalmente hechos de lentejas y patata. Eso sí, no te pierdas tomarte un teh-tarik, un té servido caliente o preferiblemente frío que seguro te encantará.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO