ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Cenotaph

Cenotaph (13)

En pleno Esplanade Park hay un inmenso bloque de 10 metros de altura realizado en granito local que, a pesar de los inmensos rascacielos cercanos, no pasa desapercibido. En su base encontrarás un texto escrito en las 4 lenguas de Singapur (inglés, chino, malayo y tamil) que dice “ellos murieron para que nosotros vivamos”.

Estás frente a The Cenotaph o el cenotafio de Singapur, levantado en memoria de los 124 soldados británicos nacidos o residentes en Singapur que dieron sus vidas en la I Guerra Mundial de 1914 a 1918. Los nombres de estos mártires nacionales están grabados en una placa metálica enterrada bajo la primera piedra, que fue colocada por Sir Lawrence Nunns Guillemard, gobernador de las colonias Británicas de los Estrechos o Straits Settlements el 15 de noviembre de 1920.

La estructura fue diseñada por Denis Santry de la firma Swan and Maclaren, especialmente conocidos por ser los autores del Hotel Raffles. Sin duda, es uno de esos monumentos militares que sorprenden por su contundencia y emotividad contenida más que por su belleza escultórica. En sus escalones se pueden ver los años de la I Guerra mundial y, coronando la estructura, arriba de 8 pequeñas columnas, hay un sarcófago con 4 leones de bronce como asas, 2 por lado, donde simbólicamente se hallan los caídos. Un poco más abajo, arriba del texto “Our glorious dead”, hay un símbolo de la victoria de la Corona representado por una Corona rodeada de laureles. Como último detalle en los pilones que hay a ambos lados de la estructura encontrarás los nombres de las famosas batallas.

El monumento fue finalizado en 1922 y fue presentado oficialmente el 31 de marzo del mismo año por el Príncipe Edward de Gales, luego por el Duque de Windsor y el Rey Eduardo VIII en un viaje por Asia. En la ceremonia, un capellán bendijo el Cenotafio y el propio gobernador Guillemard premió con medallas al valor a aquellos que sirvieron en la guerra.

En la comitiva del Príncipe Edward estaba Louis Mountbatten, Comandante Supremo del Sudeste Asiático, quien tras el final de la II Guerra Mundial volvió a Singapur para recibir la rendición de los japoneses en el City Hall el 12 de setiempre de 1945.

Tras la ocupación japonesa, The Cenotaph también pasó a ser un monumento conmemorativo de la II Guerra Mundial de 1941 a 1945, aunque en esta ocasión no se añadieron mas nombres.

Una última recomendación: además de tomar fotografías de los detalles, aléjate un poquito y tendrás una muy bonita fotografía del cenotafio con el Gran Durián al fondo. Una estampa especialmente fotogénica al atardecer cuando empiezan a iluminarse los edificios.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO