ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Chinatown

Chinatown (2)

La zona conocida como Chinatown fue destinada para la comunidad china por el propio Sir Stamford Raffles, quien en junio de 1819 decidió que las comunidades étnicas debían vivir separadas. Esta zona también es conocida como Niu Che Shui en chino y como Kreta Ayer en malayo. Ambos nombres significan “carro de agua tirado por bueyes”, en referencia a los carros que antaño se utilizaban para transportar el agua dulce desde los pozos de Ann Sian Hill o desde Spring Street.

Ya en 1821 la inmigración china comenzó a venir a Singapur en masa, especialmente desde Cantón y Fujian, y, a medida que la comunidad china crecía, Chinatown pasó a ser exactamente lo que su nombre indica: una ciudad china. O, mejor dicho, una “inmensa” ciudad china, y que hoy representa más del 75% de la población del país. Esta comunidad comenzó a crear todo lo que necesitaba para su día a día: templos, tiendas e incluso asociaciones o clanes conocidos como kongsí, que ayudaban a los recién llegados de China a encontrar alojamiento, comida y trabajo.

Aún así, no te ha de extrañar en absoluto que en Chinatown vivan mucho más que chinos. Al contrario. En este barrio encontrarás varias mezquitas e incluso un templo hindú, lo que demuestra la verdadera atmósfera de armonía racial y religiosa de Singapur, cosa que seguramente asombraría mucho al difunto Sir Stamford Raffles.

Al caminar y descubrir las calles de Chinatown te sorprenderá encontrar un barrio excelentemente conservado, ordenado y limpio. Tanto, que dista mucho de los clásicos barrios chinos de otras ciudades. Especialmente entre las calles Smith y Pagoda, Chinatown puede presumir de ser una verdadera estampa de postal para los turistas. Y, desde luego, es una verdadera delicia visitar sus tiendas de antigüedades, medicina tradicional china, souvenirs, productos artesanales y pequeños restaurantes.

El estilo arquitectónico predominante en Chinatown es la típica casa-tienda, un edificio pequeño que suele albergar un negocio en los bajos y las estancias en el primer piso. La decoración de estas casa-tiendas es difícil de englobarla en un estilo concreto ya que mezclan elementos de la arquitectura barroca y la victoriana. Muchas se edificaron siguiendo el estilo “painted ladies”, o damas pintadas, que todos conocemos por imágenes de San Francisco o New Orleans. Son casitas de 2-3 pisos pintadas de colores pastel y ornamentadas al puro estilo victoriano más recargado. Encontrarás ejemplos en Trengganu Street, Pagoda Street y Temple Street. Aunque muchas de estas encantadoras casas-tiendas han dejado atrás su carácter tradicional para convertirse en tiendas de diseño y restaurantes de moda.

Por otra parte, contrasta el estilo de muchas de las terrazas de Chinatown, que es claramente italiano. Lo verás al pasear por Emerald Hill o Pétain Road. Es curioso observar ventanas con celosías de madera, que a menudo tienen un pequeño vitral semicircular encima de las mismas, toldos de colores y sombrillas con claro sabor mediterráneo. Probablemente sea un estilo heredado de los primeros chinos que conocieron la arquitectura portuguesa de Macao o Goa.

Otra calle que no debes perderte está en Smith Street y es la Chinatown Food Street. Allí encontrarás un montón de pequeños restaurantes y puestos de comida ambulante donde podrás probar las delicias locales. Una experiencia exquisita, sin duda. No te pierdas los Char Kway Teow -fideos fritos con berberechos frescos-, ni una Rojak -una ensalada fría con salsa dulce y cacahuetes-.  

Y si ya está por oscurecer, quédate por la zona  y aprovecha a pasear por el animado mercado nocturno, donde encontrarás todo lo que quieras y más: máscaras típicas de la ópera china, decoraciones artesanales para tu hogar, vestimenta tradicional, accesorios de moda, etc. Compras y más compras que podrás alternar con algún tentempié en algún restaurante o pequeños espectáculos especialmente pensados para los turistas. Y busca bien, ¡está repleto de gangas imperdibles!

No dejes de visitar los cuatro distritos de Chinatown. Verás como cada uno de ellos tiene su encanto. Para empezar, Telok Ayer fue la zona principal que Raffles reservó para la comunidad china y, por ello, es aquí donde están las calles más antiguas que articulan el barrio y albergan la mayoría de templos y mezquitas. Por otro lado, está el distrito de Kreta Ayer, considerado el corazón de  Chinatown, aquí es donde antiguamente se encontraba el ocio del pueblo chino: el juego, fumaderos de opio, prostíbulos, restaurantes, teatros, etc por lo que recibió el sobrenombre de Bu Yeh Tien, o el cielo que nunca oscurece. Y aún sigue igual de animado ya que alberga la Chinatown Food Street y el mercado nocturno. Y, desde luego, una zona imprescindible si tu visita coincide con la celebración del año nuevo chino. En el distrito Tanjong Pagar encontrarás un montón de pubs, bares y karaokes en locales muy bien conservados de antes de la Segunda Guerra Mundial, además de la visita obligada a la Singapore City Gallery si es que viajas con niños. Por último, en el distrito Bukit Pasoh, también conocido como la calle de los clanes, podrás disfrutar de sus bonitos cafés y del glamour de sus hoteles boutique.

Como puedes comprobar, Chinatown tiene mucho que ofrecer. Recorre el barrio sin prisas y verás como te sorprenderá en cada esquina.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO