ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Goddess Of Mercy Temple

Goddess Of Mercy Temple (25)

Aquí, en Waterloo Street, se alza uno de los templos budistas chinos más concurridos de la ciudad. Está rodeado de otros lugares de culto importantes de otras comunidades singapurenses como el templo hindú Sri Krishnan, la iglesia de St Peter y St Paul, la sinagoga de Maghain Aboth y la mezquita Malabar Jama-ath.

Este templo chino está dedicado a Kwan Im, Diosa de la Misercordia, a la que todos vienen a rezar para tener buena suerte en su día a día. El templo también es conocido por su nombre en chino: Kwan Im Thong Hood Cho, y más popularmente solo como Kwan Im.

De los cientos de deidades chinas quizás Kwan Im sea la más querida por los singapurenses. Cuenta la leyenda que en cuando ella estaba por entrar en el Nirvana, escuchó un grito de pena de la Tierra. Conmovida, fue su gran compasión la que le hizo renunciar a su lugar en el paraíso y dedicarse a aliviar el dolor de aquellos que sufren. Y es que, de hecho, Kwan Im en chino significa “verlo y escucharlo todo”.

Por eso hoy tanta gente acude aquí, en búsqueda de consejo. Bien sea para encontrar la fecha ideal para el día de la boda, para saber si es oportuno cambiar de trabajo o cuándo realizar una mudanza. Porque para tener respuesta a cualquier dilema, basta con venir aquí y tirar los Qian. Los Qian, o palillos chinos de la suerte, son un montón de tablillas de bambú con inscripciones muy concretas que se colocan dentro una lata metálica para agitarla después. Cuando salen, nos cuentan cómo será nuestro futuro. Por suerte para quienes no saben leer chino, desde 1990 existen Qian en inglés también. Eso sí, si quieres conocer tu fortuna con mayor fiabilidad, consulta el calendario lunar, ya que los dioses estarán más receptivos los días de luna llena y luna nueva. 

Con el fin de tener un año rebosante de buena fortuna, el templo es especialmente visitado por sus devotos en el primer y el decimoquinto día del Año Nuevo Chino. Incluso también es especialmente concurrido en la víspera, cuando el templo permanece abierto a lo largo de toda la noche.

Para comprenderlo correctamente, has de saber que el Año Nuevo Chino comienza con el primer día de luna nueva del año y las celebraciones se alargan hasta llegar a la luna nueva, 15 días más tarde, que es cuando se festeja el Shang Yuan, o Día de las Lámparas, con un desfile nocturno multitudinario donde todos lanzan lámparas de papel al cielo.

El templo de la Diosa de la Misericordia fue levantado en 1884 para poco después, en 1895, sufrir una importante remodelación. En sus inicios, en el templo había básicamente 3 altares, el principal dedicado a la Diosa de la Misericordia Kwan Im, otro para Bodhidharma, el fundador del budismo zen, y, el tercero, para Hua Tuo, patrón chino de la medicina y la curación.

Durante la Segunda Guerra Mundial toda la zona fue muy dañada, excepto este templo, donde se refugiaron muchos heridos, enfermos y demás civiles sin otro lugar donde ir.

En 1982 el templo fue reedificado prácticamente por completo tras una intensa remodelación para agrandarlo y mejorarlo, llevada a cabo por los arquitectos Tay&Yeo. Después de estos trabajos, el templo pasó a ser nada más y nada menos que el doble de grande. Fue en este proyecto cuando se decidió reunir a las diferentes divinidades en un mismo altar. Asimismo detrás de Kwan Im se erige una figura del Buda Gautama o Buda Sakyamuni, originalmente llamado Siddharta Gautama, el primer buda, nacido hace más de 2.500 años.

Te recomendamos alejarte prudentemente de la zona principal y desde una esquina observar con detenimiento el ir y venir de la gente, sus rezos y como utilizan los palillos de la suerte, los detalles de las esculturas y los tejados, la caligrafía en oro, los inciensos ardiendo en la urna y las ofrendas. Desde luego, es toda un experiencia.

Y si quieres algún otro consejo sobre tu fortuna, puedes hablar con cualquiera de los adivinos que hay en el exterior del templo, normalmente bajo las sombrillas. Son grandes estudiosos del horóscopo chino y te podrán predecir el destino. O, al menos, intentarlo. Otra opción interesante es comprarle flores a los vendedores de por aquí para darte un baño con ellas y alejar así la mala suerte.

Para completar tu visita, una última recomendación gastronómica. Dirígete al restaurante vegetariano que está justo aquí al lado y prueba alguna de los deliciosos pastelitos chinos. Te encantarán.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO