ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Lim Bo Seng Memorial

Lim Bo Seng Memorial (29)

Pasear por el Esplanade Park siempre es un placer lleno de sorpresas. Entre ellas, es gratificante encontrar pedacitos de historia como el Lim Bo Seng Memorial, un discreto monumento levantado en honor a este héroe local que fue torturado por los japoneses hasta morir para proteger las vidas de sus compañeros. Incluso hoy día el coraje que demostró Lim Bo Seng es alabado popularmente y así se enseña para entender la importancia de la unidad entre los singapurenses.

El General Mayor Lim Bo Seng nació en China el 27 de abril de 1909, hijo de Lim Loh, un adinerado empresario, y fue el primer varón de un total de 11 hijos, toda una promesa. En 1917, en época de la colonia británica, vino a Singapur a estudiar en la Raffles Institution y continuó en la University of Hong Kong. Como sus padres, Lim se casó y tuvo muchos hijos pero principalmente es conocido por sus hazañas militares.

Durante la guerra entre China y Japón de 1937 al 1945, Lim Bo Seng participó en las actividades de la Nanyang Federation para boicotear a los japoneses. Incluso viajó a Sumatra e India para entrenarse en la jungla y luego reclutar a cientos de agentes secretos y realizar operaciones de inteligencia militar desde China e India. Finalmente, junto al Capitán John Davis de las fuerzas británicas, creó la Fuerza 136, que operaba en el sudeste asiático contra los japoneses.

En mayo de 1943, Lim Bo Seng lanzó la operación llamada Gustavus con la finalidad de establecer una red de espionaje en Malasia y Singapur para obtener información esencial del enemigo y lanzar la operación Zipper con la que los británicos debían recuperar sus colonias. Sus trucos de espionaje fueron tan variados como originales y aún hoy son conocidos. Por ejemplo, las comunicaciones entre los agentes se pasaban de contrabando en tubos de pasta dentífrica o en pescado en salazón.

En noviembre del mismo año, Lim Bo Seng llegó a Malasia bajo el seudónimo de Tan Choon Lim, haciéndose pasar por un hombre de negocios. Pero pronto la operación Gustavus fue descubierta y a raíz de la traición del agente triple Lai Teca, líder del partido comunista malayo. Los japoneses supieron de la existencia de la red de espionaje y poco a poco empezaron a encontrar y exterminar a estos espías hasta que Lim Bo Seng fue hecho prisionero por Marshall Onishi Satoru.

Y por más que sufrió las más terribles torturas imaginables durante 3 meses, nunca reveló ninguna información. Es más, continuó protestando contra los malos tratos que recibían sus compañeros en prisión. Finalmente, Lim cayó enfermo y murió el 29 de junio de 1944 y fue enterrado detrás de la prisión Batu Gajah en Perak, al norte de Malasia.

Después de la rendición de Japón, la esposa de Lim, llamada Gan Choo Neo, fue informada de la muerte de su marido por el sacerdote de St. Andrew’s School. Gan viajó a Singapur con su hijo mayor para llevar los restos de su marido a casa. Por fin el 13 de enero de 1946 sus restos fueron traídos a Singapur donde fue enterrado con todos los honores militares tras un concurrido funeral en el City Hall. Y hoy descansa en la reserva natural de MacRitchie, a poco más de 7 kilómetros de aquí.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO