ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Marina Bay Sands

Marina Bay Sands (62)

Unos dicen que parece un barco, otros que tiene forma de castillo de cartas… 

Lo que sí que es este lujoso hotel-casino desde su inauguración, el 23 de junio de 2010, es todo un icono, no solo de la ciudad, sino del país entero; además de marcar un punto y aparte en el mundo de la arquitectura a nivel mundial. 

El Marina Bay Sands ha redefinido el skyline de Singapur. 20 hectáreas de lujo y distinción diseñadas por Moshe Safdie Arquitectos y la ingeniería de Arup y Parsons Brinkerhoff. 

El núcleo del complejo está formado por tres torres de más de 200 metros de altura, en las que se reparten 2.560 habitaciones de lujo en 55 plantas. Las azoteas de las tres torres están unidas por una estructura de 340 metros de largo conocida como Skypark. Si te fijas en la estructura verás que en una de las torres, la 1,  sobrevuela un poco más, 67 metros que la convierten en la mayor plataforma voladiza pública del mundo.

El Skypark constituye la planta 57 del Marina Bay Sands y se encuentran varios bares y restaurantes,  un jardín, una pequeña tienda y una piscina de 150 metros, la más larga del mundo a esta altura, aproximadamente 3 veces una piscina olímpica en longitud, aunque mucho más estrecha, y por supuesto, reconocida mundialmente por las increíbles vistas que tiene y por la sensación de infinidad que transmite. Unas imágenes que quitan el hipo. Una sensación de estar flotando en el aire gracias a los bordes desbordantes. Una sensación única para un edificio único y exclusivo.

Toda esta zona está reservada a los huéspedes del hotel, aunque si tu bolsillo te lo permite puedes reservar mesa en alguno de sus restaurantes como el Sky on 57 y disfrutar de una gastronomía a la altura del edificio y quién sabe acabar la noche bailando a la luz de la luna al son de una sesión de DJ.

Al que sí se puede acceder, previa compra de ticket, es al impresionante mirador, el Observation Deck, y desde el que podrás disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad de Singapur. Te lo recomendamos 100%.

El complejo hotelero ha sido desarrollado por Las Vegas Sands propiedad del multimillonario Sheldon Adelson. Y le costó un total de 5.700 millones de dólares, convirtiéndose en el casino aislado más caro del mundo hasta la fecha. 

Sin embargo, la creación de miles de puestos de trabajo (en Singapur más de 10.000 empleos) y el incremento en turismo e inversión extranjera, han hecho de Marina Bay Sands uno de los negocios más rentables de la ciudad asiática.

Por eso, el Gobierno de Singapur que le ha dado la licencia para desarrollar la actividad de juego durante 30 años, ha sido flexible en algunas de sus estrictas leyes, como la de permitir fumar en su interior o el pago de menores impuestos. 

Con tanto comercio y negocio, no es de extrañar que desde su inauguración, el complejo Marina Bay Sands incrementara en un 0,8% el PIB de Singapur.

Pero el Marina Bay Sands es mucho más que hotel-casino de lujo, es un entramado turístico, comercial y de negocios.

El conjunto cuenta además del hotel y el casino, con un centro de convenciones y exposiciones de 120.000 m², un grandioso centro comercial, un museo de Arte y Ciencia, dos enormes teatros donde ofrecen conciertos, ballets, musicales…, con actuaciones de primeríssimo nivel,  infinidad de restaurantes, bares, cafeterías… tienen además los “celebrity chefs”, restaurantes de cocineros de prestigio como, Gordon Ramsay, Tetsuya Wakuda, Justin Quek, Wolfgang Puck o Mario Batali.

El lujo y la ostentación se encuentra en cada rincón, en forma de canal de agua para navegar en góndola por el interior del centro comercial, enormes esculturas, una pista de skate de 600 metros cuadrados… ¡pero si incluso tienen un campo de fútbol flotante!

La mezcla de conceptos y estilos es divertida y chocante. En el mismo sitio puedes comprarte un Louis Vuitton y al lado en un pequeño puesto pedir unos nuddels servidos en caja de cartón.

Y hablando de mezclas, no te puedes perder el espectáculo que mezcla luz, agua, sonido y música que se representa cada noche enfrente del centro comercial del hotel. Es gratuito y es realmente asombroso, tanto si lo ves desde el lado del complejo Marina Bay Sands como si te encuentras al otro lado de la bahía. En el show se proyectan diferentes imágenes sobre enormes pantallas formadas por agua, al mismo tiempo que una lluvia de colores inunda la zona. Unos 13 minutos aproximadamente donde tus sentidos se recrearán con este espectacular despliegue de luces y color.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO