ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Sri Mariamman Temple

Sri Mariamman Temple (43)

Estás frente el templo hindú más antiguo de Singapur. Y sin duda, por estar dedicado a la diosa Mariamman, gran protectora contra las enfermedades, es uno de los más populares y visitados.

Hablar de este templo es hablar de los comienzos del hinduismo en Singapur. Pues a principios del siglo 19 llegó una ola de inmigrantes del sur de India, en su mayoría tamiles, a trabajar como peones y jornaleros de la British East India Company. Y por supuesto, estos inmigrantes trajeron consigo su religión y la cultura de su patria. Con su llegada empezaron la construcción de templos y fue el comienzo de una fascinante cultura hindú.

El templo fue fundado en 1827 por Naraina Pillai, quién se dice es el primer inmigrante hindú, pues llegó a Singapur con Stamford Raffles en su segunda visita a la isla en mayo de 1819. Pillai creó varios negocios en los sectores del textil y la construcción que prosperaron rápidamente y se erigió como líder de la comunidad hindú.

Al principio construyó un sencillo templo de madera e instaló una pequeña representación de la diosa Mariamman, y como es habitual el templo lleva el nombre de su deidad principal.

Se trata de un templo construido en el estilo drávida, estilo arquitectónico característico del sur de la India, también llamado dravidiano. Debido a su importancia arquitectónica e histórica, el templo ha sido declarado Monumento Nacional. 

El recinto se amplió en 1831 y también en 1843 se llevaron a cabo más adiciones y modificaciones, gran parte de este trabajo, especialmente la elaboración de esculturas de yeso y la ornamentación, fueron creadas por artesanos traídos especialmente de Tamil Nadu en el sur de la India.

Desde su creación, el templo sirvió como refugio para los nuevos inmigrantes, especialmente hindúes Tamil. Además de proporcionarles un lugar de culto, el templo les ofrecía refugio hasta que encontraran un trabajo y alojamiento más permanente. Históricamente, sólo el sacerdote del templo de Sri Mariamman estaba autorizado para formalizar los matrimonios hindúes en Singapur. Hoy en día, además de sus servicios religiosos el templo promueve diversas actividades sociales, culturales y educativas.

El templo que puedes visitar se estructura alrededor de tres elementos centrales de la arquitectura drávida. Una torre de entrada o gopuram, una capilla interior o vimanam cubierta por una bóveda decorada y una sala para oración o mapadam.

La torre o Gopuram es la entrada principal pero es sólo una de las entradas al recinto del templo, que está rodeado por un muro perimetral que también está decorado con molduras ornamentales, e incluso con esculturas de vacas sentadas.

Esta torre es la característica que más destaca de los templos del Sur de la India, la original de 1903 solo tenia tres niveles,  la actual como puedes apreciar es de seis niveles y fue construido en 1935. Si te atreves  puedes contar cada una de las más de 100 figuras que sobre todo representan a deidades hindúes. Como puedes ver cada nivel y sus esculturas son ligeramente menores que la del nivel inmediatamente inferior. Esta técnica ayuda a crear la ilusión de que la torre es más alta de lo que realmente es. Flanqueando el Gopuram puedes ver a la derecha una escultura de Murugan, la deidad patrona de la tierra Tamil y una de Krishna a la izquierda, el dios de la guerra.

La base del Gopuram es rectangular y en la entrada se encuentran un par de grandes e imponentes puertas de madera. El tamaño del gopuram y de estas puertas pretenden que todo visitante se sienta pequeño, para recordar así, con humildad, la dimensión humana tan diminuta en relación con lo divino. Las puertas están salpicadas con pequeñas campanillas de oro que los devotos hacen sonar para atraer la buena suerte.

Dentro puedes disfrutar de una combinación de pabellones cubiertos, santuarios y espacios a cielo abierto. 

La zona de oración principal o mapadam, está ricamente ornamentada con columnas y frescos en los techos. También se pueden ver murales de tres manifestaciones del Dios Supremo: Brahma, el creador, Vishnu el que mantiene y Shiva el destructor.

El Vimanm es el santuario central donde se encuentra Mariamman, que está flanqueada por los santuarios de dos deidades secundarias - Rama y Murugan. La sala de oración principal está rodeada por una serie de pequeños santuarios, dedicados a las deidades: Durga, Ganesh, Muthularajah, Aravan y Draupadi.

El santuario de Draupadi es el segundo más importante del templo, esta diosa es fundamental para el Timithi, el Festival que se celebra cada año entre septiembre y octubre y en el cual centenares de hombres devotos prueban su fe caminando sobre las brasas de un lecho de fuego de más de 4 metros para que se cumplan sus promesas. Mientras, los demás devotos que esperan su turno fuera del templo cantan y danzan para aumentar su valor.

Y como siempre en los templos hindús, el templo ha sufrido más modificaciones a lo largo de los años. Como un edificio de tres plantas, situado en la parte trasera que sirve para celebrar bodas, realizar seminarios y eventos culturales. Una vez cada 12 años, de acuerdo con la tradición hindú, el templo es consagrado de nuevo. 

Vive una experiencia única, del ir y venir de los devotos que piden a su Diosa Mariamman salud y que cure sus enfermedades y la de sus seres queridos. 

Sacerdotes, rituales, fieles que llevan hojas de mango y coco símbolo de pureza o plátanos, símbolo de abundancia, olores, colores, música de clarinetes, tambores y platillos que anuncian que se va realizar un servicio religioso. 

Descálzate, por supuesto, y camina en el sentido de las agujas del reloj para conseguir armonía y si quieres atraer la buena suerte rodea la sala del templo un número impar de veces.

Disfruta del sitio y del momento pues este templo, es más que un templo, es un centro vibrante de la vida hindú en Singapur. 

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO