ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

La Giudecca

La Giudecca (45)

Cuando te hayas hartado del constante bullicio de las plazas y callejuelas más concurridas de Venecia, tienes la opción de desplazarte, en pocas paradas de vaporetto, a la Giudecca, la isla alargada que se encuentra justo enfrente del núcleo principal de la ciudad. Antiguamente un lugar de vacaciones para los más ricos y posteriormente centro de industrias, es hoy un remanso de paz gracias a que muchos lo tienen olvidado.

Se cree que el nombre actual de la isla, que en otros tiempos se llamaba Spinalunga, es decir, “espina larga”, proviene de la palabra giudicato, que significa “juzgado”. Esta teoría tiene sentido si recordamos que en el siglo IX una serie de familias venecianas fueron juzgadas y condenadas a vivir aquí en una especie de exilio.  

Durante el Renacimiento, La Giudecca comenzó a prosperar, y empezaron a aflorar por distintas partes del islote un buen número de palacetes provistos de espléndidos jardines, así como diversos conventos, que aprovecharon que la calma del lugar era muy propicia para la meditación y el rezo. El cambio más significativo se produjo en el siglo XIX, cuando se instalaron aquí algunas fábricas.

Hoy en día la mayoría de estos edificios se han reconvertido en modernas viviendas. Sin embargo, uno de ellos, el Mulino Stucky, que antaño fue un molino de harina y que, con su estética neogótica, no deja a nadie impasible, ha sido objeto de una restauración millonaria que lo ha convertido en un sofisticado complejo formado por una sala de congresos, un hotel con un SPA y diversos bares y restaurantes.

En esta isla de contrastes, en la que encontrarás desde un lujoso hotel de 5 estrellas hasta un albergue juvenil en cuyo portal siempre hay jóvenes conversando animadamente y tocando la guitarra, tal vez lo mejor que puedes hacer es pasear distraídamente junto al muelle y disfrutar del sosiego que puede proporcionarte el entorno.

Si prefieres complementar la excursión con un poco de cultura, puedes acercarte a las distintas iglesias que hay en la zona, como por ejemplo la de Sant’Eufemia o la de las Zitelle, aunque si tienes poco tiempo y debes elegir no pierdas la ocasión de visitar la Chiesa del Redentore, una de las grandes obras maestras del arquitecto del siglo XVI Andrea Palladio.

Related posts

LALIst: 10 increíbles puentes de Venecia

LALIst: 10 increíbles puentes de Venecia

Leer más
El porqué del color negro de las góndolas venecianas

El porqué del color negro de las góndolas venecianas

Leer más
48 horas en Venecia: lo que no deberías perderte bajo ningún concepto

48 horas en Venecia: lo que no deberías perderte bajo ningún concepto

Leer más
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO