ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Ponte dei Suspiri

Ponte dei Suspiri (10)

Si piensas en la arquitectura carcelaria, no se te va a ocurrir creer que este bello y refinado puente veneciano podría ser uno de sus ejemplos significativos. 

El Ponte dei Sospiri es casi un símbolo de Venecia, apareciendo en folletos turísticos de la ciudad, postales, y tras la sonrisa y los dedos levantados con la señal de victoria de los visitantes, que eligen el puente como telón de fondo de sus fotografías.  

Su historia se remonta a inicios del siglo XVII, cuando el arquitecto Antonio Contino di Bernardino se encargó de diseñar un puente que debía unir los Tribunales de Justicia y las prisiones del Palacio Ducal con el nuevo edificio construido para las Prisiones de la Inquisición. El puente se alzó por encima del río Palazzo.

Se trata de una construcción que cuelga sobre el Rio di Palazzo, cerrado y cubierto. Alzado con el noble mármol blanco de Istria, este puente enmarcado en el estilo barroco consta de dos corredores separados por una pared. Algunas diminutas ventanas se abren en los muros exteriores, dejando adivinar la luz del cielo veneciano en el interior. 

Aunque te haga suspirar por su belleza, no creas que ése es el motivo del nombre del puente, sino que tiene que ver con algo mucho más triste y siniestro. En el siglo XIX, en el romanticismo, se dice que el prestigioso literato Lord Byron bautizó a este monumento como Puente de los Suspiros. El escritor lo justificó románticamente, diciendo que los presos que cruzaban el puente desde los tribunales de justicia suspiraban con dolor, a sabiendas de que pasarían el resto de sus días en los calabozos.

Los suspiros de los presos, entonces, se perdían por las ventanas que daban al canal, y desde las cuales se divisaba, y se divisa hoy día, un pequeño pero idílico cuadro: San Giorgio, la laguna y, sobre todo, la libertad. 

Puedes obtener una magnífica perspectiva del Ponte dei Sospiri desde el Ponte della Paglia o, si no tienes miedo a la oscuridad, accediendo al interior del mismo desde el Palacio Ducal, siguiendo el llamado Itinerario Secreto.

Allí, sabiéndote libre, podrás vivir la experiencia y suspirar por los antiguos presos, y observarás la belleza del paisaje que se adivina tras las ventanas, connotado además con el último sabor a libertad. Si piensas que, cuando termines el recorrido, vas a poder salir a pasear en góndola, comer un delicioso helado o fotografiar la puesta de sol sobre la laguna, la experiencia te va a saber a gloria. Tus suspiros serán para regresar pronto a esta ciudad.

Related posts

LALIst: 10 increíbles puentes de Venecia

LALIst: 10 increíbles puentes de Venecia

Leer más
El porqué del color negro de las góndolas venecianas

El porqué del color negro de las góndolas venecianas

Leer más
48 horas en Venecia: lo que no deberías perderte bajo ningún concepto

48 horas en Venecia: lo que no deberías perderte bajo ningún concepto

Leer más
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO