ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Plaza Am Hof

Plaza Am Hof (27)

Am Hof, que significa “de la corte”, es como se llama la mayor plaza interior de la ciudad de Viena y una d elas más bellas. Los orígenes del nombre debemos buscarlos en la Edad Media, concretamente en el siglo XII, ya que aquí se levantaba la residencia de los Babenberg, que en aquella época era la dinastía reinante.

En el centro de la plaza podrás observar la columna de la Virgen, la Mariensäule, un monumento barroco construido en 1667 que conmemora la victoria de los austríacos sobre los suecos en la Guerra de los Treinta años, que enfrentó a católicos y protestantes.

Proyectada por Carlo Carlone y Carlo Canevale, en ella también podrás admirar 4 angelotes que combaten las cuatro plagas de la humanidad, la peste representada por un basilísco, la herejía: una serpiente, la guerra: un león y el hambre por un dragón.

Este espacio abierto se distingue también por algunos de los edificios que lo rodean, como por ejemplo el Bürgerliches Zeughaus, el antiguo arsenal del siglo XVI que hoy en día curiosamente, sirve como parque de bomberos. Fue remodelado dos siglos más tarde en estilo barroco por Anton Ospel.  

En la fachada destaca el escudo de armas de los Habsburgo. Y maravillosas las esculturas que lo coronan del italiano Lorenzo Mattielli. El edificio acoge también el Feuerwehrmuseum, el Museo del Fuego, que sólo abre los domingos.

Muy cerquita de los bomberos, en el inmueble número 9 de la plaza se pueden observar algunos vestigios del asentamiento romano de lo que fue Vindobona, el origen de la ciudad de Viena.

La otra gran edificación es la Kirche Am Hof, una iglesia dedicada a los “Nueve coros de ángeles”. Construida en un inicio en estilo gótico según un encargo de los frailes carmelitas entre finales del siglo XIV y principios del XV, en la actualidad el templo debe su aspecto a una reforma desarrollada durante el siglo XVII por encargo de los jesuitas que habían sucedido a los carmelitas, por el arquitecto Carlo Carlone, que le otorgó una apariencia de estilo barroco. 

Unido a la iglesia por un arbotante encontrarás el palacio Collalto, en el que, en 1762, un jovencisimo Wolfgang Amadeus Mozart de solo 6 años, actuó por primera vez ante un selecto público de la aristocracia. No obstante, al tratarse de un edificio privado, tendrás que conformarte con ver la fachada y poner en práctica tu imaginación.

Y si eres un entusiasta de la precisión te gustará saber que en la minuscula plaza que hay detrás de la iglesia se encuentra el palacio Obizzi, que alberga el Uhrenmuseum, el museo del reloj. Una magnifica colección de más de 3.000 piezas que seguro te atrapará. Cada hora en punto, los tres pisos del edificio resuenan con las campanadas y las melodías de los relojes. La muestra incluye relojes de la más amplia variedad provenientes de todo el mundo.¡Así que, tómate tu tiempo! Aunque los más pequeños seguro que prefieren otro museo que también está aquí, el Puppen-und Spielzeug Museum o museo de las muñecas y jugetes que cuenta con una colección de los dos últimos siglos, con piezas realmente interesantes.

Pero volviendo a la plaza, varias veces al año se organizan aquí mercadillos, sobretodo en Semana Santa. Todos ellos con varios elementos comunes, como los trajes típicos, los productos artesanales de las diferentes provincias del país, la gastronomía y el entretenimiento.

Figuras de madera talladas a mano, decoraciones para la mesa, cristalerías y cerámicas, fragantes jabones… se mezclan con las especialidades culinarias de las diferentes regiones de Austria, incluyendo exquisiteces de trufa o miel, panes, mostazas y otras especias, sabrosas sopas, mazapanes, mermeladas, chocolates, frutas confitadas o las imprescindibles “Kipferln” las típicas galletas de Semana Santa.

Si se te ha abierto el apetito y no hay ningún mercadillo, te gustará saber que no muy lejos de aquí en el número 4 de la calle Steindlgasse encontrarás el restaurante más antiguo de la ciudad: Haus zum Güldenen Drachen, la casa del dragón dorado, abierto ni más ni menos que desde el siglo XVI.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO