ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Café Sperl

Café Sperl (52G)

Gumpendorfer Strasse, 11.

Bienvenido a la historia. Esta antigua y encantadora cafetería típica vienesa tiene una clientela fiel. Entre las que figuran muchos jóvenes a los que les gusta jugar al billar. Además hacen unos strudels (tarta de manzana) calientes, que son épicos. O si te gusta el chocolate no hay nada como la Torta Sperl, una deliciosa mezcla de almendras y crema de chocolate.

Inaugurado en 1880, el Sperl se llamaba Cafe Ronacher en honor de su dueño, Jacob Ronacher pero al cabo de solo un año de haber inaugurado la cafetería decidió vendérsela a la família Sperl. 

El Sperl empezó a ser concurrido por una selecta clientela compuesta por escritores, arquitectos, pintores, músicos y actores. Incluso figuras de tan terrible recuerdo como Adolf Hitler fueron asiduos del café. En la época en la que aún no había cambiado el pincel por el fusil y aún soñaba con ser artista, el futuro führer frecuentaba el Café Sperl, muy cerca de la Academia de Bellas Artes en la que su admisión fue dos veces rechazada. 

Te encantará su decoración, su enorme selección de cafés y la oferta de comida casera que ofrecen con raciones abundantes. Es un lugar vienés de pura cepa.

El Café Sperl pertenece al selecto grupo de los cafés históricos que han sobrevivido intactos al paso del tiempo. Además, debido a su ubicación un poquito más alejada es a menudo menos bullicioso, precisamente lo que constituye una parte importante de su encanto.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO