ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Museo de Muebles Imperiales (Hofmobiliendepot)

Museo de Muebles Imperiales (Hofmobiliendepot) (40)

La Colección Imperial de Muebles es un espacio expositivo que puede resultarte curioso porque, debido a que se trata de un lugar a medio camino entre un museo, un taller y un almacén, ofrece una perspectiva diferente a la que presentan los lujosos palacios de los Habsburgo. 

Sus orígenes se sitúan en 1747, cuando la emperatriz María Teresa comenzó la colección y nombró a un inspector de los muebles de la corte para que los cuidase y se ocupase de hacer un inventario de estos objetos. En 1901, Francisco José I mandó construir un edificio que albergara un depósito para los muebles que no se estuviesen usando en las dependencias reales, así como para alojar un taller de reparación para dichos muebles. 

Los fondos del depósito, que pasaron a manos de la República en 1919 tras el final de la monarquía, se destinaron parcialmente a amueblar los edificios oficiales. Se decidió que el resto pasase a formar parte de un espacio de exposición, que se inauguró en 1924.

Con los años, el Hofmobiliendepot se ha convertido en uno de los mayores museos del mundo dedicados al mueble y a la decoración de interiores. Para que te hagas una idea de las dimensiones de la colección del museo, los almacenes de la institución conservan la astronómica cifra de 160.000 objetos.

En 1998 se inauguró en Andreasgasse la actual sede, diseñada por el arquitecto Alessandro Alverà. Paseando por sus salas, podrás descubrir el lado más íntimo de los Habsburgo, pero también podrás entender cómo evolucionaron los estilos de decoración en los edificios de la capital austríaca, sobre todo durante los siglos XVIII y XIX. Se dedica también una parte de la exposición a los logros de respetados arquitectos y diseñadores como Adolf Loos, Otto Wagner o Josef Hoffmann.

Junto a sillones barrocos y valiosas piezas de estilo Biedermeier podrás contemplar muebles de los aposentos de Sisí, ornados reclinatorios, la silla de ruedas de la esposa de Carlos VI e incluso chocantes piezas como escupideros o inodoros camuflados en lujosos taburetes.

El Hofmobiliendepot te brinda, también, la ocasión, de ver cómo se transportaban los objetos en las épocas en que las residencias reales no estaban permanentemente amuebladas y la corte imperial alternaba sus estancias en los palacios de Hofburg y Schönbrunn. Por último, si quieres completar este atractivo viaje al pasado, no te pierdas la visita a las zonas de almacenaje del museo, que también están abiertas al público.

Por cierto si eres un fan de las películas de Sisí, aquí podrás ver una interesante exposición de los muebles que se utilizaron en las películas.

Así que aunque quizas el nombre del museo no sea muy atrayente, la verdad es que es una visita muy interesante por su variedad, por sus curiosidades y por la forma en que lo muestra el museo.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO