ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Iglesia de San Pedro (Peterskirche)

Iglesia de San Pedro (Peterskirche) (8)

Aunque la leyenda dice que aquí podría haberse levantado una iglesia fundada por Carlomagno, la actual Peterskirche, construida a principios del siglo XVIII, se levanta sobre un antiguo templo del siglo XII. La iglesia debe sus líneas a la basílica de San Pedro del Vaticano, templo en el que se inspira su diseño, aunque sus dimensiones son, claro está, mucho más reducidas debido al lugar en el que se levanta. 

De hecho, que Petersplatz, la plaza de la parte trasera del Graben en la que se encuentra la Peterskirche, sea tan estrecha, le confiere a la iglesia un peculiar aspecto, en el que se hace evidente la dimensión vertical del edificio. Otras soluciones, como por ejemplo la cúpula ovalada, son también hábiles recursos para hacer frente al reducido terreno disponible.

Gracias a los esfuerzos conjuntos de sus arquitectos, entre los que tuvo un rol de especial importancia Gabriele Montani, y a los artistas que trabajaron en su elaborada decoración, la Peterskirche es la más bella y espectacular iglesia barroca de la ciudad. El edificio, terminado por Hildebrandt, da la bienvenida al visitante a través de un espléndido pórtico construido por Andreas Altomonte.

Lo coronan la representación de las tres virtudes teologales: fe, esperanza y amor realizadas en plomo obra de Franz Kohl.

Del exuberante interior, inundado por la luz natural que proporcionan los 8 grandes ventanales, destacan, ante todo, el recargado púlpito dorado elaborado en 1716 por el escultor Matthias Steinl que representa a la Trinidad y a un joven Jesús de 12 años enseñando en el templo.

Llama también la atención la representación dedicada al mártir San Juan Nepomuceno, obra de Lorenzo Mattielli en 1729. El clérigo, confesor de la reina de Bohemia fue arrojado en 1393 al rio Moldava por negarse revelar ciertos secretos de confesión al rey Wenceslao IV. Las cinco estrellas en el agua son el símbolo de la palabra latina tacui (guardé silencio).

Impresionantes también los frescos de Johann Michael Rottmayr que decoran la enorme cúpula que representan la Asunción de la Virgen, los pinto casi solo y en aproximadamente dos años entre 1713 y 14.

Aunque sin lugar a dudas lo que más llama la atención nada más entrar es el altar mayor, diseñado por Galli Bibiena guarda un gran retablo que muestra la curación de un hombre cojo por los apostoles San Pedro y San Juan a las puertas del templo de Jerusalen obra de Martino Altomonte y debajo una bella imagen de la Inmaculada Concepción obra de Leopold Kupelwieser.

La iglesia dedica capillas entre otros a Santa Bárbara, San Sebastián, a la Sagrada Familia, por cierto debajo del retablo de ésta última podrás ver un retrato de Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei situado encima del ataud de cristal de San Donato uno de los mártires enterrados aquí, o la bella capilla dedicada a San Francisco de Sales donde se puede apreciar un impresionante retablo del renacimiento de un niño muerto por el santo, obra también de Rottmayr.

La música también es una parte muy importante en esta iglesia así lo muestra el magnífico órgano de casi 2200 tubos, ricamente decorado en estilo rococó obra de Matthias Steinlen.

Esta iglesia es conocida también por alojar las reliquias de algunos de los primeros mártires cristianos, como por ejemplo San Benito. 

Como curiosidad se dice que a aquí venía a rezar Sisí de incognito entrada ya la noche. 

Sin lugar a dudas disfrutarás de una visita llena de belleza. Además, la puedes disfrutar aún más si la visitas con música pues se realizan conciertos de órgano a diario, si no ha cambiado de lunes a viernes a las 3 de la tarde y el fin de semana a las 8 de la noche, y por cierto, son gratis.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO