ALREADY KNOW YOUR NEXT DESTINATION?
DOWNLOAD YOUR FREE AUDIOGUIDE

Cementerio Central de Viena (Zentralfriedhof)

Cementerio Central de Viena (Zentralfriedhof) (45)

El Zentralfriedhof, o Cementerio Central, no es, ni mucho menos, un lugar ideal para irte de picnic. Sin embargo, dado que es uno de los mayores cementerios de Europa, y teniendo en cuenta la ingente cantidad de personajes famosos, sobre todo músicos, que aquí se encuentran enterrados, parece claro que le debes una visita.

Abierto en 1874, respondió a las necesidades de una ciudad en constante crecimiento, que en esa época había llegado al millón de habitantes. Hoy en día cubre una superficie de 240 hectáreas. Aunque el camposanto es principalmente católico, es interesante observar que hay zonas dedicadas a las comunidades protestante, judía y ortodoxa.

La entrada principal, de estilo modernista, se encuentra en Simmeringer Haupstrasse y fue construida en 1905 por Max Hegele. En seguida verás que la zona de interés turístico se encuentra esencialmente en la parte central del cementerio, rodeada de frondosos jardines.

Allí tendrás la oportunidad de contemplar las tumbas de eminentes músicos, como Gluck, Schubert, Schönberg, Beethoven o Brahms, además de las de Johan Strauss padre e hijo. No esperes, por contra, ver el sepulcro de Mozart, ya que pese a su gloriosa carrera musical fue inhumado en la fosa común del pequeño cementerio de Sankt Marx. No obstante, dado que se desconoce exactamente en qué punto está enterrado, se decició rendirle homenaje en el Zentral Friedhof colocando un monumento en su recuerdo.

La iglesia del cementerio, coronada por una característica cúpula, fue construida por Max Hegele entre 1908 y 1910, y es a la vez el mausoleo de Karl Lueger, que fue alcalde de Viena entre 1897 y 1910.

Delante de la iglesia podrás ver la cripta que contiene los restos de los cuatro presidentes de Austria que han fallecido desde 1945: Renner, Körner, Schärf y Jonas. El Crematorio se encuentra al otro lado de la Simmeringer Haupstrasse. El edificio, de inspiración oriental, fue construido en 1922, según un diseño de Clemens Holzmeister.

Si te gustó la película Eyes Wide Shut, de Stanley Kubrick, te interesará saber que la tumba de Arthur Schnitzler, autor de la novela Relato soñado, en la que se basó el cineasta para realizar el filme, está también aquí.

ALL POINTS OF INTEREST
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website

ACCEPT
+ INFO